La pérdida de empleos permanentes en Estados Unidos no se detiene

El informe de nóminas publicado el viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales reveló que 3.75 millones de trabajadores estadounidenses dijeron haber perdido su empleo de forma permanente en septiembre, frente a los 3.41 millones del mes anterior

La pérdida de empleos permanentes en Estados Unidos no se detiene
Muchos empleados que perdieron su empleo al inicio de la pandemia, no lo recuperarán.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Cuando la economía estadounidense comenzó a cerrarse durante las primeras fases de la pandemia de coronavirus en marzo, los economistas argumentaron que la mayor parte de las pérdidas de empleos serían temporales, ya que estos trabajadores serían reinstalados cuando se autorizara la reapertura de las empresas.

Pero siete meses después, muchas empresas permanecen cerradas, algunas quebraron y los efectos de la pausa económica prolongada se extienden por todo el país, de acuerdo con una nota de Yahoo! Finance.

El informe de nóminas publicado el viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales reveló que 3.75 millones de trabajadores estadounidenses dijeron haber perdido su empleo de forma permanente en septiembre, frente a los 3.41 millones del mes anterior y los 1.28 millones en febrero, antes de los cierres. Mientras tanto, los trabajadores despedidos de manera temporal cayeron a 4.64 millones en septiembre, frente a los 6.16 millones de agosto y los 18.06 millones de abril, cuando la medida alcanzó su punto máximo.

“Uno de los detalles menos alentadores fue el continuo aumento en el número de personas clasificadas por haber perdido su empleo de manera permanente”, dijo el viernes el economista de JPMorgan Michael Feroli.

Ellen Zentner, de Morgan Stanley, señaló que el aumento entre segmento representó “el mayor aumento de dos meses en despidos permanentes desde marzo de 2009”.

“Si bien el crecimiento del empleo continúa a un ritmo más moderado y el desempleo continúa con una tendencia a la baja, esta dinámica merece una observación muy de cerca porque hemos notado cómo los despidos permanentes pueden conducir a una mayor duración del desempleo y una tasa más lenta de reempleo como resultado”, dijo Zentner. .

Peor de lo que parece

Economistas del Deutsche Bank, encabezados por Matthew Luzzetti, sugirieron que para el análisis también se debe considerar a los trabajadores que han tenido un despido temporal durante un periodo de tiempo inusualmente largo.

“Si agregamos a los que han estado en paro temporal durante 27 semanas o más, la cantidad de desempleo ‘permanente’ sería alrededor de un millón más alto que esos 4.5 millones”, escribió Luzzetti. “Este número también continúa aumentando de manera constante. Si miramos el desempleo permanente más aquellos con despidos temporales con períodos de desempleo de 15 semanas o más, el número aumenta a 7 millones “.

“Dado que los despidos temporales parecen cada vez más separaciones permanentes, creemos que estas medidas ajustadas son las métricas más apropiadas para considerar los posibles efectos a largo plazo de esta crisis en el mercado laboral”, dijo.

George Pearkes de Bespoke Investment Group, señaló que se necesitará recuperar más de esos 4.64 millones puestos de regreso para ver una recuperación total del empleo.

“Suponiendo que todos y cada uno de ellos encontraran un trabajo mañana, las nóminas no agrícolas totales seguirían siendo 6.1 millones por debajo del pico de febrero”, dijo Pearkes.

Aunque el escenario podría ser peor, no hay datos que sugieran que la economía se está recuperando.

“El aumento acumulado en las nóminas desde el mínimo de abril es ahora de 11.4 millones, poco más de la mitad de la caída de 22.2 millones después del golpe del inicio de la pandemia”, dice Ian Shepherdson de Pantheon Macroeconomics. “Pero la tasa de recuperación claramente se ha desacelerado, ya que el resurgimiento del virus ha limitado el ritmo de la reapertura y las primeras señales de octubre no son alentadoras”.