Las 4 reparaciones en tu casa que puedes hacer tu mismo y que la mantendrán como nueva

El aislamiento social en medio de una crisis económica no debieran ser pretextos para arreglar el hogar
Las 4 reparaciones en tu casa que puedes hacer tu mismo y que la mantendrán como nueva
Involucrarse en los arreglos puede representar un ahorro considerable.
Foto: Emre Can / Pexels

El confinamiento y la crisis de incertidumbre por la que atraviesa Estados Unidos obligan a ajustarse el cinturón en todas las medidas; no obstante, la falta de recurso no tiene que ser excusa para dejar caer la casa en muchos sentidos, por lo que aún y bajo estas circunstancias es bueno involucrarse por sí mismos en los arreglos del hogar, así que te dejamos 4 consejos prácticos para abrirse camino en esta encomienda.

1. Retirar papel tapiz

Si parte de tus reparaciones es pasar por las paredes y hacer un cambio de decoración que implique remover el papel tapiz, la forma más sencilla de conseguirlo es combinando agua caliente con jabón; se recomienda utilizar con una esponja o un rodillo tradicional de pintura el cual se moja con la mezcla y se aplica como si se pintara la pared, lo que provocará que se humedezca la superficie y se posible comenzar a removerlo con una espátula hasta dejar la pared limpia.

2. Sellar una fuga de la tubería

Las fugas de agua en las tuberías es quizá la problemática más socorrida entre las reparaciones que se deben hacer en cada casa y en muchas ocasiones se pueden resolver sin sacrificar la funcionalidad de la reparación y sin llamar a un especialista a través por lo mismo. Puede haber al menos tres formas según la instalación de sellar salidas de agua eficientemente: con abrazaderas tapaporos en tuberías de cobre, la aplicación de la plastilina epóxica en el PVC y el uso de cintas que soportan su contacto con el agua y que resultan muy resistentes.

3. Restaurar muebles y pisos de madera

La madera es un muy presente en los hogares y como todo elemento natural requiere de arreglos frecuentes para que conserve su belleza original, ya sea en muebles o pisos. En el caso de los parquets, tapar los rayones provocados por el uso si bien es una tarea que puede parecer meticulosa, es en realidad sencilla, solo que toma tiempo.

En primer instancia, aplicar el mínimo de agua posible las áreas maltratadas y dejarla así por un día a fin de que la madera levante, después, conseguir cera para madera del mismo tono del piso y derretirla con una secadora de cabello a fin de rellenar las áreas maltratadas y darle su toque final con un rotulador para madera.

Asimismo, en el caso de los muebles de madera se recomienda también aplicar agua en las zonas más lastimadas de las piezas para después con un paño de por medio, plancharlas con el nivel más alto de temperatura para que recupere su aspecto general.

4. Quitar marcas de alfombra

Uno de los elementos más susceptibles al uso diario se da con las alfombras, ya que si tienen algún otro mueble, termina marcándolo, lo cual da una mala apariencia; sin embargo, se convertirá en una tarea fácil de hacer si tan solo se procura utilizar un trapo blanco humedecido para después calentar el área con una secadora al mismo tiempo que con un cuchara se extiende uniformemente la alfombra para recuperar su forma original.