Las ventajas de continuar con el alquiler de una casa en vez de comprarla

El salto de rentar a poseer es un gran paso financiero para el que no todos están listos

Las ventajas de continuar con el alquiler de una casa en vez de comprarla
Quizá aún no es el momento de tener tu casa propia, pero sí de disfrutar de los beneficios de ser arrendatario.
Foto: mastersenaiper / Pixabay

Quizás has pensado que alquilar es “tirar dinero a la basura“, pero para poder tener una propiedad necesitarás un pago inicial potencialmente considerable, un crédito sólido y un plan para vivir en el mismo lugar durante el tiempo suficiente para que tu compra valga tu tiempo y dinero. Sin embargo, ser arrendatario de un inmueble tiene muchas más ventajas de las que crees.

De acuerdo con NerdWallet, tres cuartas partes de los inquilinos de entre 18 y 39 años dicen que ser propietario de una casa es mejor que alquilar porque es una inversión sólida y los protege de los aumentos de alquiler, según la Encuesta Nacional de Vivienda Fannie Mae de mayo de 2014, pero eso solo ocurre si estás económicamente seguro para comprar.

Toma en cuenta que cuando tu contrato de arrendamiento finaliza, tienes la opción de mudarte a un vecindario diferente, obtener tu propio lugar sin compañeros de habitación o meter tus cosas en una unidad de almacenamiento y viajar por el mundo.

El alquiler puede ser una mejor opción para ti en este momento, y eso no tiene nada de malo, incluso si el sueño americano te hace pensar que no lo ha logrado hasta que seas propietario de una vivienda. Hay que tomar en cuenta que tus necesidades y prioridades van a cambiar, especialmente cuando tienes entre 20 y 30 años de edad.

Tal vez quieras acercarte a tus padres a medida que envejecen o necesitas más espacio a medida que te quizá te cases, tengas hijos, desees mascotas y tengas un trabajo que te satisfaga totalmente que no necesariamente puede estar en la ciudad donde resides ahora.

El costo de comprar y mantener una casa es gigantesco, tendrías que tener grandes ahorros. Tal vez sea mejor esperar para comprarla hasta que estés económicamente listo y entonces, tu cambio de arrendatario a propietario será mucho más firme.