Las ventas de viviendas usadas presentan un aumento intermensual record de 44.3% en mayo

La baja en las tasas hipotecarias ha ayudado a la recuperación del mercado

Las ventas de viviendas usadas presentan un aumento intermensual record de 44.3% en mayo
MIAMI - JUNE 23: A sign indicating a new home is available for sale is seen on June 23, 2010 in Miami, Florida. The Commerce Department today announced new home sales declined 32.7% to a seasonally adjusted annual rate of 300,000 in May. (Photo by Joe Raedle/Getty Images)
Foto: Joe Raedle / Getty Images

La venta de casas usadas aumentó un sorprendente 44.3% en mayo en comparación con abril, informó la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR).

Este es el mayor salto en un mes desde que se documenta esta estadística, que data de 2001 y superó, con mucho, las expectativas de un aumento del 15%. Sin embargo, las ventas fueron 5.1% más bajas en comparación con mayo de 2019.

Las ventas cayeron un 22% durante el mes de abril, ya que la economía cerró para desacelerar la propagación del coronavirus.

“Esta ha sido una recuperación espectacular para la firma de contratos, demuestra la capacidad de recuperación de los consumidores estadounidenses y su deseo de ser propietarios de viviendas”, dijo Lawrence Yun, economista jefe de NAR, al portal CNBC. “Esta recuperación también habla de cómo el sector de la vivienda podría liderar el camino hacia una recuperación económica más amplia”.

Sin embargo, el mercado todavía necesita más oferta, señaló Yun. “Aún así, se necesita más construcción para contrarrestar la persistente subproducción de viviendas en la última década”.

Según la NAR, el suministro de viviendas existentes para la venta a fines de mayo fue casi un 19% menor anualmente. El inicio de nuevas construcciones en mayo no fue tan alto como se esperaba, aunque los permisos de construcción ganaron cierto impulso.

La oferta de viviendas es muy baja, pero ha mejorado en algunos mercados. Las listas activas aumentaron en más del 10% en San Francisco, Denver y Colorado Springs, así como en Honolulu.

Los compradores volvieron al mercado a pesar de las restricciones en muchos estados. Los agentes inmobiliarios están ofreciendo recorridos virtuales, así como recorridos individuales, donde los clientes pueden recorrer los hogares ellos mismos. Algunos compradores firman contratos de casas en las que nunca entraron físicamente.

Las tasas hipotecarias también ayudan a los compradores en un mercado que sigue siendo caro debido a la alta demanda. La tasa promedio de la hipoteca fija a 30 años comenzó en mayo alrededor del 3.20% y a principios de junio estaba por debajo del 3%.

Las ventas de viviendas nuevas, que también se miden mediante contratos firmados, aumentaron casi un 17% en mayo, en comparación con abril, y fueron un 13% más altas que en mayo de 2019, según el Censo de Estados Unidos. Los constructores ven una fuerte demanda de compradores que buscan abandonar las zonas urbanas densamente pobladas.

Si bien la recuperación fue rápida en mayo, el futuro no está muy claro, especialmente tras el repunte de los contagios de COVID-19 en algunos estados.

A nivel regional, las ventas de viviendas usadas en el noreste aumentaron 44.4% durante el mes, pero disminuyeron 33.2% respecto al año anterior. En el medio oeste, las ventas aumentaron 37.2% mensualmente y disminuyeron 1.4% anualmente.

Las ventas de casas usadas en el sur aumentaron 43.3% mes a mes y aumentaron 1.9% desde mayo de 2019. En la costa oeste, las ventas aumentaron 56.2% mensualmente y fueron 2.5% más bajas anualmente.