Los estadounidenses quieren viajar. Reservaciones en agosto crecen en diferentes destinos turísticos

Los destinos de lujo, así como las playas y montaña están entre los sitios más buscados. Los viajeros prefieren, por ahora, hacerlo por tierra antes que subirse a un avión

Los estadounidenses quieren viajar. Reservaciones en agosto crecen en diferentes destinos turísticos
Newport, Rhode Island, un destino muy buscado por los viajeros.
Foto: Maddie Meyer / Getty Images

Tras meses de encierro por la pandemia de COVID-19, muchos estadounidenses buscan destinos para ir de vacaciones en agosto.

Datos revelados por CNN Travel en una nota indican que los hoteles ubicados en destinos de vacaciones populares, han recibido muchas reservaciones para la temporada de verano.

Si bien la ocupación hotelera no se acerca a los niveles previos a la pandemia, Carter Wilson, vicepresidente senior de consultoría y análisis de la empresa de investigación hotelera STR, dice que la gente busca propiedades cercanas a playas y parques nacionales, sobre todo los fines de semana.

Los hoteles de lujo en lugares como la costa de Jersey en Nueva Jersey, han redescubierto que el negocio está en auge y, aunque la capacidad es reducida por la pandemia, tienen la ocupación a tope para las siguientes semanas.

The Reeds at Shelter Haven , una propiedad boutique de lujo en Stone Harbor, Nueva Jersey, es uno de esos hoteles.

Su gerente, Ron Gorodesky, dice que las suites de la propiedad han estado completamente ocupadas durante junio y están completamente reservadas en julio y agosto.

“A pesar del límite de ocupación del 60 por ciento que teníamos en las habitaciones, los ingresos de nuestro hotel en junio coincidieron o excedieron la mayoría de las fechas de junio de 2019”, dice. “El 4 de julio batió récords y estamos en camino de alcanzar o superar nuestras ventas proyectadas para 2020”.

Daniel A. Hostettler, presidente y director operativo del grupo de Ocean House Management Gurney’s Resorts, con ubicaciones en Montauk, Nueva York y Newport, Rhode Island, también tiene un número grande de reservaciones, a pesar de perder una cantidad significativa de negocios por cancelaciones grupales.

El hotel Montauk, un resort frente al mar, y Gurney’s Star Island, sede del puerto deportivo más grande de los Hamptons, perdieron colectivamente 3,284 habitaciones en junio debido a la cancelación de retiros corporativos y bodas.

Sin embargo, los complejos tuvieron 2,500 reservaciones más de habitaciones transitorias en junio, en comparación con el año pasado. “Las tarifas son más altas para estancias individuales que para grupos, por lo que nuestros ingresos totales por habitación son los mismos que el año pasado”, dice.

Mientras tanto, en Newport, registró 1,400 reservaciones durante las dos primeras semanas de junio, casi cuatro veces más que en el mismo período del año pasado.

Vacaciones a todo lujo

La experiencia de otras propiedades de lujo también indica un gran interés en los viajes de ocio de verano, incluso si están cerca de casa y viajeros con más recursos.

Daniel A. Hostettler, dice que la demanda de estadías está a la par que años anteriores. Ocean House, en Watch Hill, Rhode Island, por ejemplo, abrió el 16 de junio al 75% de ocupación, pero ese número ahora es del 100%, dice, con tarifas diarias promedio de $1,561 dólares.

“Fue como si alguien hubiera abierto el grifo. Pasamos de recibir 100 llamadas diarias de huéspedes potenciales hace un mes a 900 a mediados de junio”, dice Hostettler.

La última incorporación a la cartera de su empresa, una propiedad de 3,500 acres en Richmond, Rhode Island, llamada Preserve Sporting Club & Residences, también está experimentando una gran demanda e incluso recibiendo múltiples solicitudes de compra.

Auberge Resorts Collection, con 19 propiedades, también tiene tasas de ocupación cercanas al 100 por ciento en The Lodge at Blue Sky cerca de Park City, Utah, que reabrió el 1 de junio, y sus dos propiedades en Napa Valley, que reabrieron el 11 de junio.

Conducir en lugar de volar

Según los datos de la firma de investigación hotelera STR, se vendieron 14.3 millones de habitaciones de hotel en los Estados Unidos durante la semana que terminó el 13 de junio, la mitad en comparación con el mismo período del año pasado, pero casi el doble de los 7.2 millones durante la semana que terminó el 11 de abril.

Rummy Pandit, decano de gestión hotelera de la Universidad Johnson & Wales en Providence, Rhode Island, dice que los viajeros aún temen subirse a un avión, pero están felices de conducir para quedarse en un resort de playa o en una propiedad rural.

Pandit tiene razón. Según el grupo comercial Airlines for America, las aerolíneas estadounidenses transportaban 2.5 millones de pasajeros al día antes de la crisis de salud. A medida que se implementaron las restricciones de viaje y las órdenes de quedarse en casa, la demanda de viajes aéreos disminuyó a su punto más bajo en abril, cuando cayó un 96 por ciento. Actualmente, los viajes aéreos han disminuido aproximadamente un 80 por ciento, después de un repunte en torno al fin de semana feriado del 4 de julio.

Los vuelos programados, sin embargo, están aumentando a destinos de playa. Por ejemplo, Hawaiian Airlines recientemente recuperó una serie de vuelos (que se redujeron drásticamente, si no completamente, durante la primavera y principios del verano) desde el continente a la mayoría de las islas en agosto.

Además, una encuesta reciente de la American Hotel & Lodging Association (AHLA) entre 2,200 adultos, reveló que el 44% de los estadounidenses planea viajes de placer en 2020. En el verano, los viajes por carretera y los fines de semana largos son de gran interés. Además, el 68% de estos viajeros expectantes dicen que es probable que se queden en un hotel en 2020.

“Los viajes todavía no han regresado, pero nos alienta ver a las personas comenzar a viajar a medida que sus comunidades se vuelven a abrir, y todos aprendemos a navegar esta nueva normalidad”, dijo Chip Rogers, presidente y CEO de AHLA, en un comunicado que informó los resultados de la encuesta.

Desde una perspectiva general de la marca, Red Roof Inn , con 645 propiedades en los Estados Unidos, ha visto un aumento constante en la ocupación de hoteles en las últimas cuatro semanas. Los números ahora están en 63%, dice la directora de marketing Marina MacDonald, en comparación con el mismo momento del año pasado cuando estaban en 70%.

“Las ubicaciones de playa, montaña y lago donde los viajeros pueden mantener el distanciamiento social son particularmente populares”, dice.

Además, Best Western Hotels & Resorts está viendo signos alentadores de recuperación con una mayor ocupación en los últimos meses. Según la portavoz Katie Ray, desde que la ocupación tocó fondo a principios de abril, ha mejorado constantemente cada semana, con la excepción de la primera semana de junio, cuando los toques de queda y los disturbios tras la muerte de George Floyd impidieron la recuperación.

Sin embargo, a partir de la segunda semana de junio, eso cambió. Hoy, algunas áreas del país tienen ocupaciones similares a las del año pasado.