Los grandes cambios de aprobarse el próximo paquete de estímulo económico

Decenas de millones de estadounidenses podrían decir adiós a este beneficio. Conoce las causas

Los grandes cambios de aprobarse el próximo paquete de estímulo económico
El segundo cheque de ayuda llegará, pero con grandes cambios.
Foto: Pixabay

En medio del creciente aumento de contagios de coronavirus a lo largo del país y ante la eventual parálisis de la actividad económica de nueva cuenta, una de las preguntas hasta hace poco había sido: ¿se concretará un segundo cheque de estímulo?

La respuesta ahora parece ser un rotundo sí. Pero no hay que dejar de mirar los cambios que tendría un nuevo paquete de ayuda económica con el aprobado en marzo en la Cámara de Representantes y conocido como la Ley CARES.

A mediados de mayo, la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas, aprobó la Ley HEROES que daría $3 billones de dólares extra de estímulo directo a trabajadores y personas de la tercera edad. Si bien los pagos máximos siguen siendo los mismos: $1,200 para un individuo y $2,400 para parejas, el pago adicional para los dependientes (límite tres) aumenta de $500 a $1200 dólares.

Los demócratas quieren otra ronda de estímulo, mientras que el presidente Donald Trump, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, expresaron su interés en que los estadounidenses reciban más ayuda.

Pero el próximo acuerdo de estímulo presentará cambios muy grandes.

En una entrevista la semana pasada con CNBC, el secretario del Tesoro, Mnuchin, dejó en claro que la próxima propuesta incluiría un ajuste para mejorar los beneficios de desempleo. Los ciudadanos aprobados ya no serán elegibles automáticamente para recibir $600 dólares por semana adicionales en beneficios. Según Mnuchin, los pagos por desempleo no totalizarán más del 100% de lo que un trabajador generalmente llevaría a casa, si está empleado. Hacer que los beneficios por desempleo mejorados sean dinámicos para el salario típico de un trabajador garantizará que haya un incentivo para que los desempleados vuelvan a trabajar.

No está claro si los demócratas aceptarán estos términos, pero el Partido Republicano parece mantenerse firme en que no tiene intención de extender los beneficios de desempleo mejorados, en su forma actual, más allá del 31 de julio.

Los tres puntos de conflicto adicionales para un segundo acuerdo de estímulo

Existe una gran posibilidad de que una vez que los legisladores tengan un acuerdo sobre qué hacer con los beneficios de desempleo mejorados, otros desacuerdos serán más fáciles de abordar. Sin embargo, hay tres puntos de fricción adicionales que deben ser resueltos, de acuerdo con Sean Williams, de USA Today.

Primero, no está claro si el umbral de ingresos que califican para otra ronda de pagos de estímulo podrían ser alterados. La Ley HEROES que se aprobó en la Cámara dejó el umbral de ingresos calificados sin cambios con respecto a la Ley CARES. Sin embargo, los comentarios recientes de Mitch McConnell pueden sugerir que los republicanos buscan reducir el umbral de ingresos donde los pagos desaparecen. Esto significaría que menos personas calificarían para dinero de estímulo.

En segundo lugar, seguramente habrá mucho debate sobre quién calificará como dependiente y qué dependientes agregarán a cada hogar o padre. Los demócratas quieren ver a todos los dependientes, sin importar su edad, calificar bajo el próximo acuerdo de estímulo. Mientras tanto, es probable que los republicanos rechacen una expansión significativa de los pagos de dependientes o incluso el número de dependientes calificados.

En tercer y último lugar, ambas partes deberán decidir qué medidas adicionales se incluirán en el próximo paquete de estímulo, en caso de haberlas, más allá de los pagos directos. Por ejemplo, ¿veremos fondos adicionales asignados para préstamos para pequeñas empresas? ¿Podrían los hospitales recibir más capital para luchar contra COVID-19? ¿Están los estados en línea para recibir asistencia financiera del gobierno federal?

Todas estas son preguntas que deberían responderse en las próximas dos semanas.