Los productos que es mejor no comprar durante las ofertas del Black Friday

Hay casos en los que son otras épocas del año en las que se encuentran los mayores descuentos

Los productos que es mejor no comprar durante las ofertas del Black Friday
Teléfonos de última generación como el iPhone 12 no tendrán rebajas atractivas este año.
Foto: Ming Yeung / Getty Images

Históricamente el Black Friday se ha posicionado en la idea colectiva de los consumidores de ser el día más barato del año en los Estados Unidos, situación que las principales empresas de ventas al menudeo aprovechan con campañas intensas para mover el mayor catálogo posible que tengan en exhibición; sin embargo, no todos los productos muestran sus mejores descuentos en estas fechas

Así, en caso de que la intención de compra pueda postergarse, estos artículos encontrarán precios más bajos en otros momentos, por lo que compartimos algunos de los productos que es mejor no adquirir en Black Friday para esperar mayores descuentos.

Teléfonos inteligentes y portátiles de alta gama

Aunque los celulares y las laptops suelen ser dos de los artículos que más se venden en el marco del Black Friday y apenas dos días después, en el Cyber Monday con descuentos importantes, si se trata de las últimas novedades o de aquellos llamados de alta gama con los precios más elevados, este no es el mejor momento, la razón es que, los modelos cambian tan rápido que cuando esté por llegar la nueva generación, los precios de la anterior bajarán considerablemente con una serie de ofertas que no son en noviembre y diciembre.

Te puede interesar:

·Los productos que no debes comprar en las Tiendas de a Dólar

Juguetes

A pesar de que muchos de los regalos de Navidad se comprarán en estas fechas para ponerse en el árbol, si se trata de juguetes, es lógico apostar a que se podrán encontrar mejores precios durante el Black Friday, pero no es así, es probable que se pueda encontrar el mismo artículo más barato cerca de Nochebuena.

Adornos decembrinos

Con todo el entorno e impulso para adentrarse en el ambiente navideño a unos cuantos días de iniciar las fiestas, los vendedores saben que estos artículos tienen el mejor margen para venderse justo en esta temporada, así que si de verdad se quiere obtener un descuento considerable en estos productos, lo mejor es tomar los remates de enero y esperar casi un año para utilizarlos.

Equipamiento deportivo

Estadísticamente, el mejor ánimo para comenzar con nuevos hábitos saludables se da en el mes de enero, acompañado del impulso y los deseos de los propósitos de año nuevo, lo que también se ve reflejado en los descuentos de todos los productos relativos a un estilo de vida más sano.

Ropa de cama

Al igual que los artículos deportivos, aunque por motivaciones distintas, el mejor momento para adquirir estos artículos es en los remates del mes de enero con las llamadas “ventas blancas”, por lo que adquirirlos en el Black Friday cuando en dos meses más estarán aún más rebajados, puede que no sea el mejor negocio.

Herramientas

Si bien este tipo de artículos no tienen una fecha fija establecida como la más marcada para adquirirlos y hay buenas ofertas en el Black Friday en las tiendas especializadas como Home Depot y Lowe’s, ya más entrado el mes de diciembre es común encontrar algunas rebajas adicionales.

Colchones

Estos productos por lo regular tienen sus descuentos más altos al entrar la primavera a finales de marzo y principios de abril, así como en el mes de septiembre, en el marco de los descuentos por el Labor Day, así que lo mejor es esperar que seguramente habrá precios más bajos que en el Black Friday.

Abrigos

Justo en la temporada alta de esta prenda con el frío impactando en el hemisferio norte del planeta, los mejores precios no se encontrarán cuando hay más demanda por parte de los consumidores, por lo que si se desea adquirir uno, el mejor momento es cuando las bajas temperaturas comiencen a irse.

Joyería

Esta serie de artículos tienen su mayor descuento en las jornadas previas al Día de San Valentín del 14 de febrero, más si se considera que en muchas ocasiones implican un gasto importante, por lo que la diferencia de dólares entre una fecha y otra, podría ser considerable aunque el descuento porcentual no lo parezca.