Republicanos presentan paquete de ayuda por $1 billón que incluye otro cheque de $1,200

Se espera que los republicanos comiencen negociaciones formales con los demócratas esta misma noche

Republicanos presentan paquete de ayuda por $1 billón que incluye otro cheque de $1,200
Las negociaciones entre los líderes partidistas comenzaron esta misma noche.
Foto: Erin Schaff-Pool / Getty Images

Los republicanos del Senado presentaron este lunes un paquete de ayuda para aliviar la crisis de coronavirus de aproximadamente $1 billón de dólares ($1 trillion en inglés), lo que allana el camino para las negociaciones con los demócratas.

La propuesta cierra días de negociaciones detrás de escena y luchas internas públicas entre los negociadores republicanos y funcionarios de la administración Trump.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, dijo que el paquete representa una propuesta “realista” de lo que sería “apropiado” agregar a la deuda del país.

“Se trata de $1 billón de dólares y hemos asignado lo que creemos que tiene más sentido para el país en este momento en particular”, dijo McConnell a los periodistas.

Ya se conocían algunos temas centrales de la propuesta republicana: $16 mil millones de dólares en nuevos fondos para pruebas de coronavirus, $105 mil millones de dólares para escuelas y una protección de cinco años contra demandas relacionadas con el coronavirus a menos que una entidad, como un negocio, escuela o agencia gubernamental, participe en “negligencia grave” o “mala conducta intencional”.

Nuevo cheque de $1,200 dólares

La medida también proporcionará una segunda ronda de cheques de estímulo similar a la Ley CARES de fines de marzo, que otorgaría un pago de $1,200 dólares a quienes ganen hasta $75,000 al año. Esa cantidad se reduce hasta alcanzar un límite de ingresos de $99,000, donde se elimina por completo.

Para las pequeñas empresas, la legislación proporciona otra ronda de préstamos bajo el Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP), pero requiere que las empresas hayan perdido al menos el 50 por ciento de sus ingresos para ser elegibles. El programa revisado también limitaría la participación a empresas con no más de 300 empleados, en comparación con el límite de 500 empleados de principios de este año.

Una de las cuestiones finales que se resolvió entre los republicanos del Congreso y la Casa Blanca fue cómo reemplazar un aumento de $600 dólares por semana en los beneficios de desempleo, que se incluyó en la Ley CARES y terminaría el siguiente fin de semana.

“Estos son ajustes técnicos a las fórmulas. Están en discusiones finales mientras hablamos”, manifestó a los periodistas el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

Los republicanos proponen una transición a beneficios de desempleo que igualaría aproximadamente el 70 por ciento de los salarios de las personas antes de la crisis.

Los negociadores trataron de vincular los beneficios por desempleo en marzo al 100 por ciento de los salarios de una persona antes de que fueran despedidos, pero el Departamento de Trabajo les dijo que los sistemas anticuados en las oficinas estatales de desempleo no podrían manejarlo.

$200 a la semana extra para desempleados

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijeron que trabajaron con el secretario de Trabajo, Eugene Scalia, para resolver las dificultades mecánicas de un reemplazo salarial escalable. Pero los estados han advertido que la transición podría llevar semanas y, en algunos casos, meses.

Según el proyecto de ley del Partido Republicano, los estados tendrían dos meses para pasar de una cantidad fija a una escala basada en los salarios anteriores de un individuo. Durante ese período de transición, el beneficio federal de $600 dólares por semana se reduciría a $200. Una vez que los estados incorporen la nueva fórmula, el beneficio de empleo federal se limitaría a hasta $500 dólares por semana. Los beneficios estatales de desempleo y la asistencia federal se combinarían para igualar aproximadamente el 70 por ciento de los salarios anteriores de un individuo.

Las conversaciones estuvieron marcadas por peleas de alto perfil dentro del grupo de republicanos, ya que varios senadores conservadores criticaron a sus colegas por su disposición a considerar otro paquete de gastos por coronavirus. McConnell estableció el límite de la ayuda en $1 trillón de dólares, lo que fue visto como un intento de disminuir las críticas de los “halcones fiscales”.

Se espera que los republicanos comiencen negociaciones formales con los demócratas esta semana, con conversaciones, similares a proyectos de ley anteriores y muchas visitas de Mnuchin y Meadows a las oficinas de los legisladores.

Los demócratas han denunciado que el proyecto de ley republicano es poco probable que satisfaga las necesidades del país a medida que aumentan los casos de coronavirus y la economía se contrae. El líder de la minoría del Senado, Charles Schumer y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, iniciaron las negociaciones con Mnuchin y McConnell esta noche.