Madre latina enseña a personas de su comunidad a manejar sus finanzas personales

Esperanza Lebron pasó de tener una deuda de $45,000 dólares en tarjetas de crédito a ganar un sueldo de seis cifras al año. Aquí te dice cómo lo consiguió.

Madre latina enseña a personas de su comunidad a manejar sus finanzas personales
Manejar bien tus finanzas personales no debería ser tan complicado.
Foto: Matt Cardy / Getty Images

Esperanza Lebron nunca aprendió finanzas personales. Pero en 2015 se encontró con el movimiento Independencia Financiera, Jubilación Anticipada (FIRE), que tiene como objetivo enseñarte a ahorrar hasta un 70% de tus ingresos anuales para que te jubiles anticipadamente.

Ella estaba intrigada. La nueva madre soltera, con dos hijos en edad escolar, tenía una deuda con sus tarjetas de crédito de alrededor de $45,000 dólares en ese momento y necesitaba poner en orden sus finanzas.

Lebron se convirtió en madre por primera vez cuando tenía 15 años y tuvo su segundo hijo cuando tenía 17, pero no dejó que eso la disuadiera de su objetivo de terminar la escuela secundaria y lo hizo a los 21 años.

“En ese momento de mi vida supe que todo era posible”, recuerda. Para ganarse la vida mientras estaba en la universidad y luego en la escuela de posgrado, Esperanza trabajaba a tiempo parcial con un sueldo cercano a lose $14,000 dólares anuales. Después de graduarse, Lebron se unió al ejército y su salario alcanzó los $50,000 dólares al año, más de lo que cualquier otra persona en su familia había hecho, pero no sentía que tuviera su futuro asegurado debido a su deuda.

Fue entonces cuando el movimiento FIRE entró en su vida. Mientras vivían con su hermana Crystal, las dos crearon hojas de presupuesto personal para ayudar a calcular sus finanzas cada mes. Al principio, sus hojas e Excel y las plantillas de Canva eran solo para uso personal, pero finalmente se vieron obligadas a compartirlas para mejorar la falta de voces latinas en la industria de las finanzas personales.

“Escuchábamos el podcast del movimiento FIRE y no podíamos relacionarnos por completo con todos los bloggers y los asesores que estaban allí porque no había muchas personas como nosotros”, explica Lebrón. Su pequeño negocio de elaboración de presupuestos se convirtió en una plataforma de recursos y un servicio de entrenamiento de finanzas personales, Latina Money Moms.

Ahora, Esperanza gana seis cifras anualmente y se siente inspirada cada vez que escucha historias de éxito de la comunidad latina. “Es tan importante que nuestra comunidad esté educada y realmente inspirada para crear cambios y acciones masivas”. Esto es algo que ella también quiere inculcar en sus hijos.

¿Te sientes inspirado? Lebron comparte su mejor consejo sobre el dinero a continuación.

1. No puedes ganar más que tus malos hábitos.

“Confía en mí, lo intenté”, dice Lebron. “Aprendí esto cuando tenía 26 años y ganaba alrededor de $ 50,000 dólares al año. “Hacía presupuestos, pero mi método entonces solo me ayudaba a cubrir mis facturas”.

Aunque tenía $5,000 dólares en una cuenta de ahorros después de pagar sus facturas, gastaba el resto de su dinero en cualquier cosa. Estaba comenzando a usar el presupuesto basado en cero, un método que asigna cada dólar ganado para un propósito específico, lo que la ayudó a comenzar su camino hacia la libertad financiera.

2. Tener deudas no te hace una mala persona.

La deuda puede dar miedo. Pero el concepto de dinero como algo neutral cambió todo para Lebron. “Me ayudó a mejorar mi mentalidad y apreciar mi dinero desde una perspectiva de abundancia, incluso en lo que respecta a la deuda”, dice ella. “Si tratas de salir de tus deudas muy rápido porque te sientes culpable, vienes de una experiencia de carencias, será mucho más difícil hacerlo y te sentirás miserable todo el tiempo.”

“Mientras pensaba cómo pagar $45,000 dólares en deudas de tarjetas de crédito, Lebron se sentó y pensó no sólo por qué tenía que pagar la deuda, sino por qué quería hacerlo.

“Muchas cosas buenas vinieron de hacer eso”, dice ella. “Aprendí a amar mi relación con el dinero”. A partir de ahí, tomó medidas desde un lugar de abundancia, con la idea de que siempre hay dinero más que suficiente, solo es cuestión de asignarlo en tu presupuesto. “Eso me ayudó a concentrarme en liquidar la deuda de mis tarjetas de crédito. En realidad lo hice muy rápido y la mejor parte fue que me sentí muy bien al respecto. Mis acciones no fueron impulsadas por la vergüenza o la culpa”.

3. La mentalidad es lo más importante.

No importa cuánto dinero ganes, puedes tomar malas decisiones, dice Lebron. “Puedes tener el presupuesto más cuidadoso y bien planificado del mundo, pero sin una mentalidad monetaria sólida, el presupuesto y los ingresos no harán nada por ti”. ¿Qué haces con eso? Primero, sé realista con su presupuesto. ¿Qué estás realmente dispuesto a hacer?

En segundo lugar, no olvides vivir mientras trabajas para salir de la deuda o para llegar a tu jubilación. “A mi familia no le digo que no podamos hacer cosas, sino que las hacemos en cantidades limitadas”, dice ella. “Cuando ganaba $14,000 dólares al año, dos domingos del mes eran para mis hijos. Presupuestaba $23 para salir al Denny’s, sin importar nada. Eso fue muy importante para la relación con mis hijos”.

“Debes hacer lo que funcione mejor para ti y tu familia, de lo contrario perderás la motivación para continuar”.

4. Aprendemos nuestros hábitos para manejar el dinero muy jóvenes.

“Nuestras creencias sobre la forma en c´pomo se mueve el mundo se forman entre los 7 y los 12 años”, dice Lebron. “Así que debemos tener mucho cuidado con lo que le estamos enseñando a nuestros hijos sobre el dinero”. Ella y Crystal tienen cuidado de dejar de decir cosas como “no podemos permitirnos eso”. En cambio, usan expresiones como: “Sí, sé que te encantaría tener eso y yo también quiero eso para ti, vamos a trabajar para ello en el presupuesto del próximo mes”.

“También creo que es primordial enseñar a nuestros hijos a ser generosos y ahorradores, para que siempre puedan regalar cosas por amor y sentirse abundantes al poder hacerlo”, agrega.

5. Cómo haces dinero es cómo haces todo.

Esta es una de las verdades que hizo que las finanzas personales agradaran a Lebron. “Cuando me decía que no era buena con el dinero, me escondía de mi cuenta bancaria. Sentía una sensación desgarradora y hundida en el estómago que me hacía querer correr muy lejos”. Pero cuando escuchó este concepto se dio cuenta de que hacía las cosas de una manera que no expresaban sus verdaderas habilidades y potencial.

“Una vez que tuve un sentimiento de control sobre mis finanzas, aparecí de manera diferente en todas partes. Comencé a cuestionar todo, cómo ganar más”.

Esperanza negoció un salario de seis cifras una vez que dejó el Ejército y ahora su manera de hacer dinero es como hace todo: con confianza e integridad.

“Algo especial sucede cuando eres dueño de la historia de tu dinero”, agrega. “Existe un aura de confianza y claridad que comienza a conducir hacia adentro. Es mágico, y cada uno de nosotros tiene el poder de encenderlo”.