Nueva normalidad. Honeywell despedirá 470 empleados a medida que disminuye la producción de mascarillas cubrebocas

Los trabajadores despedidos recibirán una liquidación completa por parte de la empresa, que también invitará a algunos a sumarse a otras de sus líneas de producción

Honeywell despedirá a casi 500 trabajadores en una planta de Rhode Island.
Honeywell despedirá a casi 500 trabajadores en una planta de Rhode Island.
Foto: Getty Images

En el regreso a la reapertura económica y la nueva normalidad, no todo son buenas noticias, pues mientras muchas industrias han comenzado a recontratar otras, relacionadas directamente con la pandemia, prescindirán de decenas de trabajadores.

Honeywell International ha anunciado el inminente despido de 470 empleados en sus instalaciones de Smithfield, Rhode Island, debido a una “reducción drástica en la demanda de mascarillas faciales N95 en los Estados Unidos”.

El portavoz de la compañía, Eric Krantz, dijo el miércoles que los despidos solo afectarían a los empleados que trabajan en la línea de producción de las mascarillas. Los trabajadores de otras instalaciones no se verían afectados. Las instalaciones de Smithfield tenían una línea de producción dedicada exclusivamente a fabricar cubrebocas N95.

“Estamos viendo una reducción dramática en la demanda de N95 en los Estados Unidos, ya que muchos estados están terminando o reduciendo los mandatos de mascarillas y las vacunas se están distribuyendo ampliamente”, dijo Krantz en un comunicado al Boston Globe. “Por estas razones, Honeywell está ajustando sus operaciones de N95 y cesando la producción manual en nuestras instalaciones en Smithfield”.

Los empleados afectados serán invitados a postularse para otros puestos dentro de la empresa, dijo Krantz y agregó que Honeywell “también ofrecería una indemnización por despido a los elegibles”.

Los despidos se producen después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaran el 13 de mayo que las personas completamente vacunadas ya no necesitarían usar máscaras en la mayoría de los entornos interiores y exteriores.

“Si está completamente vacunado, puede comenzar a hacer las cosas que dejó de hacer debido a la pandemia”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en una sesión informativa en la Casa Blanca. “Todos hemos anhelado este momento en el que podamos volver a algún sentido de normalidad”.

La recomendación de que las personas vacunadas podrían renunciar a las mascarillas, excepto en los hospitales o el transporte público, ha dejado a los expertos preocupados.

“Recién estamos llegando a un nivel reducido en las últimas dos semanas de casos, muertes y hospitalizaciones. Por cierto, estábamos en este mismo nivel hace casi un año, y mire lo que sucedió. En mi mente, esto es prematuro”, dijo a Science News Gregory Poland, un experto en enfermedades infecciosas que dirige el Grupo de Investigación de Vacunas de la Clínica Mayo en Minnesota.