Nueva York podría retrasar el servicio al interior de los restaurantes

Tanto el alcalde de la ciudad como el gobernador del estado quieren evitar una nueva ola de contagios de COVID-19

Nueva York podría retrasar el servicio al interior de los restaurantes
La apertura de las terrazas en la ciudad de Nueva York ha sido un éxito.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York y el gobernador del estado, Andrew Cuomo, dejaron ver este lunes que podrían retrasar la reapertura de restaurantes, en su interior, por el posible rebrote de contagios de coronavirus.

De Blasio le comunicó su preocupación al gobernador por la vuelta de la actividad restaurantera dentro de los locales y apuntó que “la seguridad y la salud debe primar en cada decisión para no volver de donde hemos salido”.

El gobernador Cuomo había señalado previamente la posibilidad de que algunas medidas propias de la fase 3 de reapertura, a la que está previsto que la Gran Manzana se incorpore el próximo 6 de julio, puedan ser adaptadas a las circunstancias de la ciudad de Nueva York.

“Nueva York es diferente. Es más complicado que otras partes del estado. Los números son buenos, muy buenos ahora mismo, pero hay algunas señales problemáticas”, advirtió Cuomo durante una entrevista en la cadena local NY1 en la que reconoció que se recibieron miles de quejas por incumplimientos en bares y restaurantes de la ciudad.

“Tenemos una semana antes de que la ciudad de Nueva York entre en la siguiente fase y recibimos los datos cada día. Pero los centros comerciales y los servicios al interior de los locales es algo sobre lo que estoy preocupado y sobre lo que estamos pensando retrasar un poco”, recalcó Cuomo.

De Blasio dijo que tanto él como el gobernador estaban “en sintonía” sobre este asunto y señaló que desde que los restaurantes sirven sus comidas en el exterior las cosas han ido bien porque el virus tiene más dificultades para propagarse al aire libre.

El alcalde neoyorquino anunció un programa llamado “Restaurantes Abiertos” para el que ya han recibido más de 6.,000 solicitudes y con el que esperan fomentar el uso de las terrazas que ha permitido la vuelta al empleo de muchos trabajadores.