Pelosi califica de absurdas e inconstitucionales las órdenes ejecutivas de Trump

Las órdenes ejecutivas del presidente no ofrecerán ayuda a las pequeñas empresas ni a los gobiernos estatales y locales, además dejarán al margen a trabajadores de ingresos bajos y medios, ya que no prevén otra ronda de cheques directos

Pelosi califica de absurdas e inconstitucionales las órdenes ejecutivas de Trump
Nancy Pelosi, la voz más representativa de los demócratas.
Foto: Alex Wong / Getty Images

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi criticó el domingo las órdenes ejecutivas firmadas el sábado por el presidente, Donald Trump, para afrontar el impacto económico de la pandemia de coronavirus.

Al responder a una pregunta sobre si le parecían legítimas, la representante demócrata por California dijo que “se necesita tiempo para averiguar si son legales o no”, pero agregó que sus asesores le aseguraron que son “absurdamente inconstitucionales”.

“Si bien (Trump) dice que va a pagar el impuesto sobre la nómina, lo que está haciendo es socavar el Seguro Social y Medicare, por lo que son ilusiones”, dijo Pelosi al programa Fox News Sunday.

El alcance de la autoridad de Trump para tomar esta decisión deja muchas dudas. Como admitió el mismo presidente, es altamente probable que las órdenes ejecutivas sean vulnerables a desafíos legales, ya que es el Congreso, no el ejecutivo, el que tiene la autoridad constitucional para asignar los fondos federales para ayudas de ese tipo.

“Probablemente me demandarán, pero ya veremos”, dijo el viernes el mandatario al ser cuestionado por un reportero.

Los demócratas anunciaron la semana pasada que si el mandatario intentaba eludir al Congreso con una orden ejecutiva, adoptarían medidas legales. “No ganarán”, respondió desafiante el mandatario.

Las medidas fueron anunciadas por el mandatario el sábado, un día después de que legisladores republicanos y demócratas no lograran un acuerdo sobre un nuevo paquete de ayudar para desempleados y otras personas en apuros económicos por la crisis sanitaria.

Una de las medidas más significativas es la que otorgaría $400 dólares por semana adicionales a los desempleados. Otra prevé un recorte temporal de impuestos sobre los sueldos. Trump aseguró estas ayudas se financiarían con dinero destinado a emergencias y pidió que una cuarta parte la cubrieran los estados, que ya enfrentan graves dificultades económicas por la pandemia.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, evitó decir si considera las órdenes ejecutivas ilegales y aseveró que no funcionarán.

“Descritas en una palabra, podrían ser insignificantes; en tres palabras, impracticables, débiles y demasiado reducidas”, dijo. En su opinión, el recorte previsto de impuestos sobre la nómina es una medida “muy equivocada”.

De acuerdo con The New York Times, los propios asesores de Trump han admitido que las órdenes ejecutivas del presidente tienen una eficacia limitada: no ofrecerán ayuda a las pequeñas empresas ni a los gobiernos estatales y locales, y dejarán al margen a trabajadores de ingresos bajos y medios, ya que no prevén otra ronda de cheques directos.