Pequeños empresarios tienen hasta el 8 de agosto para solicitar préstamos de protección de pago de cheques

El programa ha sido atractivo para los pequeños y medianos empresarios, ya que los préstamos son condonables si los beneficiarios gastan al menos el 60% para cubrir la nómina

Pequeños empresarios tienen hasta el 8 de agosto para solicitar préstamos de protección de pago de cheques
Los dueños de restaurantes son un ejemplo de los pequeños comerciantes que pueden solicitar un préstamo.
Foto: Dimitrios Kambouris / Getty Images

Este sábado 8 de agosto es el último día para que las pequeñas empresas soliciten un préstamo condonable a través del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP). Para ser elegible, al menos el 60% de los ingresos deben cubrir los gastos de nómina.

Desde el 3 de abril se han aprobado más de cinco millones de préstamos, por un monto de $521.7 billones de dólares, según la Administración de Pequeñas Empresas.

El programa ha sido atractivo para los pequeños y medianos empresarios, ya que los préstamos son condonables si los beneficiarios gastan al menos el 60% para cubrir la nómina. Aquellos que superen el umbral pueden ser elegibles para un perdón parcial.

Incluso si el préstamo debe reembolsarse, los términos son atractivos. Los prestatarios están sujetos a una tasa de interés del 1% y hay un período de gracia de seis meses antes de que comience el reembolso. Los préstamos que se emitieron antes del 5 de junio deben reembolsarse en dos años y los emitidos con posterioridad a esa fecha tienen un vencimiento a cinco años.

“Es posible que algunas empresas no se hayan visto afectadas al comienzo de la pandemia y se hayan mantenido, pero a medida que las cosas se prolongaron, han comenzado a sufrir”, dice Edward S. Karl, CPA y vicepresidente de impuestos del Instituto Americano de CPA.

“No solo son los términos de préstamo favorables, lo más importante es que en muchas circunstancias la empresa puede solicitar y obtener la condonación de préstamos”.

“El principal obstáculo ahora es encontrar prestamistas que estén dispuestos y sean capaces de aceptar solicitudes”, dijo Albert Campo, CPA y socio gerente de AJC Accounting Services en Manalapan, Nueva Jersey.

“No sabemos cómo serán los próximos meses con posibles cierres ante una nueva ola de contagios. Si los bancos no prestan, será muy difícil para muchas pequeñas empresas sobrevivir en el futuro”.

Lo que debes saber para postularte

Si presentaste tu declaración de impuestos sobre la renta de 2019 antes del 15 de julio, ya debes tener los documentos de respaldo que requerirá tu prestamista.

Ten en cuenta que podría ser más complicado si pospusieras tu declaración de impuestos hasta el 15 de octubre.

Los ingresos netos que informas en la solicitud de préstamo deben coincidir con las cifras de tu declaración de impuestos de 2019, dice Sheneya Wilson, contadora pública y fundadora de Fola Financial en Nueva York. Una discrepancia entre esas cifras podría marcar tu solicitud como fraudulenta.

Estos son los documentos que podrías necesitar:

Declaraciones de impuestos sobre la renta completadas para 2019, incluido el Anexo C si eres un contratista independiente o un trabajador autónomo.

Facturas, extractos bancarios o un libro de registro que demuestre que trabajabas por cuenta propia antes del 15 de febrero de 2020 o alrededor de esa fecha.

Formulario 1099-MISC si eres un contratista independiente.

Extractos bancarios que muestren los ingresos que se te pagaron.

Si tienes empleados, presenta los Formularios 941 y 940, que muestren los impuestos retenidos del Seguro Social y Medicare y los pagos por desempleo, respectivamente.

Comprobante de contribuciones al plan de salud y jubilación.