Pérdidas históricas de Delta la obligan a recortar vuelos

Sus ingresos cayeron un 91%, ya que la demanda de viajes aéreos en toda la industria se detuvo a principios del trimestre

Pérdidas históricas de Delta la obligan a recortar vuelos
La aerolínea limitará sus vuelos a 500 por día durante agosto.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Delta Air Lines registró una pérdida de casi $6 billones en los últimos tres meses, su peor pérdida desde 2008, y advirtió que sus reservaciones disminuyen a medida que aumentan los casos de COVID-19.

La compañía había planeado agregar 1,000 vuelos por día en agosto, ya que ésta y otras aerolíneas informaron una modesta recuperación en sus reservaciones para junio y julio. Pero ahora su CEO, Ed Bastian, confirmó que sólo sumará 500.

“La recuperación será lenta”, dijo Bastian el martes. “No hay una línea de tiempo clara cuando las fronteras internacionales se abrirán para los viajeros. Por lo tanto, es en ese contexto incierto que estamos adoptando el enfoque de capacidad más conservador de la industria”.

Bastian agregó que la compañía se centra en “crear un Delta nuevo y más fuerte, aunque será necesario que sea más pequeño durante los próximos años”.

La aerolínea registró una pérdida neta ajustada de $2.8 billones. Sin embargo, esa cifra “excluye varios elementos directamente relacionados con el impacto de COVID-19 y nuestra respuesta”, dijo Paul Jacobson, director financiero de Delta, como un cargo por deterioro de $2.5 billones y $2.1 billones en amortizaciones. Incluyendo esas áreas, la pérdida neta de Delta llegó a $5.7 billones.

Es la peor pérdida desde que Delta resignó $6 billones en cargos en 2008 a raíz de su bancarrota. Pero esto fue mucho peor que esa pérdida contable no monetaria. Perdió algo así como $43 millones de efectivo al día durante el trimestre.

Bastian se refirió a él como el peor trimestre en la historia de la compañía. “Dados los efectos combinados de la pandemia y el impacto financiero asociado en la economía global, seguimos creyendo que pasarán más de dos años antes de que veamos una recuperación sostenible”, dijo en el estado de resultados de la compañía.

Los ingresos cayeron un 91%, ya que la demanda de viajes aéreos en toda la industria se detuvo a principios del trimestre. Bastian dijo que espera que los viajes de verano sean del 20% al 25% de los niveles normales.

El directivo agregó que 17,000 empleados de Delta, casi el 20% de su personal, habían aceptado paquetes de jubilación anticipada, lo que aumenta las esperanzas de que la aerolínea pueda sobrevivir sin despidos involuntarios más adelante.