¿Por qué continúan las negociaciones en el Congreso a pesar de las órdenes ejecutivas del presidente Trump?

Los congresistas se tienen que poner de acuerdo por un segundo cheque de estímulo para ayudar a millones de estadounidenses. Esta semana podría haber 'humo blanco'

¿Por qué continúan las negociaciones en el Congreso a pesar de las órdenes ejecutivas del presidente Trump?
Las negociaciones en Washington siguen a pesar de los decretos del presidente Trump.
Foto: Erin Schaff-Pool / Getty Images

Las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente Donald Trump el sábado no marcaron el final de las negociaciones sobre el próximo paquete de estímulo.

De acuerdo con una nota del reportero Jim Wang, de Forbes, aunque republicanos y demócratas no se reunieron durante el fin de semana, las negociaciones continuarán a pesar de la oleada de críticas de los opositores a las acciones ejecutivas tomadas el sábado.

El monto total de la ayuda es uno de los mayores puntos conflictivos entre ambos bandos. Inicialmente, los demócratas apuntaban a un proyecto de ley que costaba aproximadamente $3 billones de dólares y la Casa Blanca rechazó una oferta para bajar el precio a alrededor de $2 billones. El viernes, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, calificó la reducción como inaceptable.

Otro obstáculo para el acuerdo es la ayuda a los gobiernos estatales y locales. La Ley HEROES, que la Cámara de Representantes liderada por los demócratas aprobó en mayo, incluyó más de $1 billón en ayuda adicional a los estados, que han experimentado una fuerte reducción en los ingresos fiscales debido al cierre.

La preocupación es que, sin ayuda adicional, muchos gobiernos estatales y locales pueden verse obligados a suspender o despedir empleados. Esto afectaría aún más el sistema de prestaciones por desempleo y reduciría los servicios gubernamentales en un momento en que está cerca del colapso.

Los republicanos no están a favor de la ayuda porque algunos gobiernos estatales y locales ya tenían problemas financieros anteriores a la pandemia y se oponen a que los fondos federales los rescaten de una mala gestión financiera.

Otras área sensible es la enorme brecha de fondos de pensiones estatales: The Pew Charitable Trusts informó que la brecha de fondos de pensiones estatales en 2018 fue de $1.24 billones de dólares. La Ley HEALS, presentada por el líder del Senado Mitch McConnell, no incluyó ayuda adicional, pero ofreció ajustar cómo los estados podrían usar los fondos provistos por la Ley CARES.

Algunos analistas señalan que si las dos partes pueden ponerse de acuerdo sobre este punto clave, sería un gran avance hacia un acuerdo.

Hasta este fin de semana, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sostenía que no iban a retroceder en el beneficio de desempleo federal mejorado de $600 dólares por semana. Tras los decretos de Trump, dijo que “hay espacio para un compromiso” sobre esa cantidad.

Con los republicanos dispuestos a llegar hasta $400 dólares semanales, como se evidencia con las acciones del presidente durante el fin de semana, se podríamos ver beneficios de ese nivel en el proyecto de ley final. El senador McConnell ha dicho anteriormente que estaba preparado para apoyar un proyecto de ley de $600 dólares por semana. Es una señal positiva de que también hay movimiento en este tema.

Un segundo cheque de estímulo de $1,200 dólares parece ser el acuerdo más seguro. La propuesta ofrecida por el Senador McConnell en la Ley HEALS incluía un adelanto de un crédito fiscal reembolsable de $1,200 dólares para contribuyentes solteros que ganan menos de $75,000 dólares anuales y $2,400 para parejas que ganan menos de $150,000. Además, agregó $500 dólares adicionales por dependiente. Si ganó más que esas cantidades, su cheque se reduciría en un 5% de su ingreso bruto ajustado por encima de esos límites.

La Ley HEROES incluyó un cheque de estímulo similar con $1,200 DÓLARES para contribuyentes individuales y $2,400 para contribuyentes conjuntos. La diferencia clave es que daba $1,200 dólares por cada dependiente, con un límite de tres.

Una familia de cuatro miembros por debajo de los límites de ingresos recibiría $3,400 dólares según la propuesta republicana y $4,800 según la Ley de Héroes.