¿Por qué es requisito de algunos reclutadores el saber trabajar bajo presión?

La diferencia entre manejar esa presión y no quererla, puede radicar en amar tu empleo

¿Por qué es requisito de algunos reclutadores el saber trabajar bajo presión?
Para algunos expertos en desarrollo organizacional, trabajar bajo presión debe interpretarse como ser capaz de mantener la calma en situaciones imprevistas.
Foto: Pexels

Si cuando buscas trabajo algunos de los requisitos que piden en el anuncio tiene que ver con “trabajo bajo presión”, seguramente te has preguntado si esa es una virtud o una condena anticipada de lo que vendrá para el contratado.

Esta cuestión por años ha sido fuente de debate, las personas no saben si al aparecer estas palabras se debe estar listo para afrontarlas. ¿A qué se refieren con esto? Ahora te explicamos lo que podría traducirse con esta extraña condición.

Para algunos expertos en desarrollo organizacional, trabajar bajo presión debe interpretarse como ser capaz de mantener la calma en situaciones imprevistas. Por ejemplo, si la jornada del día se ha puesto tensa, un cliente ha perdido el control o si un informe mensual se extravió, debes saber reaccionar y no dejarte llevar por la desesperación.

Aunque algunos candidatos asumen que pedir un elemento que aguante la presión es igual a que la empresa no tenga buen orden o planeación, es normal que la compañía sufra elementos externos que lleguen a afectar la operación del día. Por eso un buen elemento que tolere la frustración, para las empresas estos son empleados que van a destacar por su aporte en la crisis.

Por eso, la diferencia entre manejar esa presión y no quererla, puede radicar en amar tu empleo. Muchas personas que eligen el dinero por encima de otras cosas, finalmente terminan frustrados por la crisis. A diferencia de quienes son felices con su trabajo, no habrá presión que le haga desistir.