¿Por qué la creciente mala alimentación pondría en jaque a la economía estadounidense?

Alrededor del 46% de los adultos en el país tienen una dieta de baja calidad y este número se incrementa hasta el 56% para los niños

¿Por qué la creciente mala alimentación pondría en jaque a la economía estadounidense?
Los malos hábitos alimenticios son un problema de salud pública.
Foto: Jeff J Mitchell / Getty Images

La mala alimentación en Estados Unidos no solo es perjudicial para los ciudadanos, sino que ahora se considera una amenaza para la seguridad nacional.

Las enfermedades relacionadas con la mala alimentación son una carga cada vez mayor para la economía estadounidense porque empeoran las disparidades de salud e impactan a la seguridad nacional, según un documento publicado el lunes en el American Journal of Clinical Nutrition.

La mala nutrición es la principal causa de enfermedades en Estados Unidos. Las dietas poco saludables matan a más de medio millón de personas cada año, escribió un grupo de expertos que formaron el Grupo Asesor de Investigación de Nutrición Federal.

Alrededor del 46% de los adultos en el país tienen una dieta de baja calidad y este número se incrementa hasta el 56% para los niños, según el documento.

El gasto en salud en Estados Unidos casi se ha triplicado entre 1979 y 2018, ya que pasó del 6.9% al 17.7% del producto interno bruto. Estos aumentos , señala el grupo asesor, afectan los presupuestos gubernamentales, la competitividad del sector privado y los salarios de los trabajadores.

Las disparidades de salud relacionadas con la alimentación afectan a las comunidades minoritarias, rurales y de bajos ingresos.

“Si bien los factores sociales y económicos como la baja educación, la pobreza, el sesgo y la reducción de oportunidades son los principales contribuyentes a las disparidades de la población, también son barreras importantes para el acceso a alimentos saludables y una nutrición adecuada”, se lee en el documento.

“Las dietas de la población menos favorecida conducen a un ciclo severo de menor rendimiento académico en la escuela, pérdida de productividad en el trabajo, mayor riesgo de enfermedades crónicas, mayores costos de salud y pobreza”.

La falta de una nutrición adecuada también es una amenaza para la seguridad nacional, dijo el reporte, que afirma que las enfermedades relacionadas con la mala alimentación están perjudicando la preparación del ejército y los presupuestos del Departamento de Defensa y el Departamento de Asuntos de Veteranos.

El 71% de las personas entre los 17 y 24 años no califican para el servicio militar y la obesidad es el principal problema, dice un informe de 2018.

Mayor inversión en nutrición

Los autores del artículo pidieron la expansión de la inversión federal en ciencias de la nutrición mediante la creación de una nueva Oficina del Director Nacional de Alimentos y Nutrición o un nuevo grupo de trabajo de investigación federal en nutrición, con el objetivo de mejorar la coordinación dentro de las agencias que atienden la investigación en este tema.

El documento también hizo un llamado para acelerar y fortalecer la investigación nutricional dentro de los Institutos Nacionales de Salud mediante la creación de un nuevo Instituto Nacional de Nutrición.

“Todos los días nuestro país sufre costos masivos de salud, sociales y económicos por la mala alimentación”, dijo el Dr. Dariush Mozaffarian, coautor del artículo y decano y profesor de nutrición de la cátedra Jean Mayer en la Escuela Friedman de Nutrición, Ciencia y Política, de la Universidad de Tufts.

Mozaffarian pidió un “gran esfuerzo nacional para abordar los desafíos nutricionales actuales, generando la ciencia crítica para tratar y prevenir rápidamente enfermedades relacionadas con la dieta, mejorar la equidad en salud, aumentar la capacidad de recuperación de la población ante el COVID-19 y futuras pandemias, e impulsar fundamentales y descubrimientos traslacionales para una vida mejor “.