Por qué las pickups usadas se venden tan caras en plena pandemia

El desplome en las ventas de vehículos nuevos ha incrementado los precios en las camionetas de segunda mano

Por qué las pickups usadas se venden tan caras en plena pandemia
Las pickups en buenas condiciones se han cotizado al alza en los últimos meses.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

La pandemia por COVID-19 ha traído un efecto encontrado en el mercado de vehículos en los Estados Unidos. Por un lado, la venta de modelos nuevos cayó debido al cierre de las plantas armadoras, lo que detuvo la producción programada, lo cual se combinó con la pérdida de empleos y la crisis económica, pero por el otro lado, en cuanto a los seminuevos se refiere, las ventas se han disparado e incluso los precios también se han elevado, tal y como le sucede a las pickup de segunda mano, las cuales se han cotizado más que incluso orillan a los clientes a trasladarse cientos de millas para adquirir la camioneta deseada.

“Al menos dos o tres veces al mes tenemos clientes que vienen de muy lejos”, aseguró Scott Adams, propietario de la concesionaria Adams Toyota a las afueras de Kansas City, Missouri, en entrevista para CNBC. “Vendimos una camioneta hace unos dos meses a Carolina del Norte. Vendimos otra a Laredo, Texas, y estamos vendiendo uno más a Washington. Los clientes parecen ser capaces de encontrar cosas en la web más de lo que solían, y vendrán de muy lejos para conseguir lo que quieren”, agregó.

Te puede interesar:

·Lo que necesitas saber antes de comprar una Ford F-150 seminueva

Y en la ley de la oferta y la demanda, hay una alta necesidad de autos seminuevos en este momento, en especial de las pickups, ya que además del cierre de las plantas, muchas personas consideraron que este era un buen momento para comprar un vehículo aunque sea de segunda mano como una medida para evitar traslados compartidos o transporte público, lo que incrementa el riesgo de contagiarse de coronavirus.

De acuerdo a las estimaciones, este es el momento más “caliente” del mercado de autos seminuevos en más de 20 años, con incrementos que ya superan en algunos casos el 30% respecto al precio que se había visto a principios de 2020 y que involucran algunos miles de dólares de diferencia.

Así, se han encontrado testimonios de usuarios que han pasado hasta seis semanas buscando una camioneta que se adapte a las necesidades de los compradores, lo que habla del momento que se vive en este sector de la economía.