¿Por qué los demócratas se resisten a liderar la lucha judicial por las órdenes ejecutivas de Trump?

Los demócratas consideran que ante la inviabilidad constitucional de los decretos será innecesario comenzar una batalla legal

Schumer y Pelosi: una batalla que se niegan a encabezar.
Schumer y Pelosi: una batalla que se niegan a encabezar.
Foto: MICHAEL REYNOLDS / EFE

Todo mundo sabe que habrá demandas judicales contra las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente Donald Trump el sábado pasado, pero es poco probable que los demócratas en el Congreso se pongan al frente de este movimiento.

Los legisladores demócratas no acudirán a los tribunales y es probable que permitan que los funcionarios estatales, así como organizaciones encabecen los desafíos legales que podrían tardar meses o incluso años en resolverse.

A los demócratas les preocupa la imagen que dejarían si se los considera culpables de tratar de bloquear la ayuda para los trabajadores desempleados y los hogares que luchan por pagar sus facturas durante la recesión, a pesar de no estar de acuerdo con las órdenes ejecutivas del presidente.

Los demócratas del Congreso también confían cada vez más en que dos de las órdenes más controvertidas de Trump durante el fin de semana, diferir los impuestos sobre la nómina y gastar $44 billones de dólares en fondos de ayuda para casos de desastre para complementar los beneficios semanales por desempleo, serán inviables, lo que hará innecesaria una demanda.

Pero incluso si decidieran ir a juicio, no está claro si se reconocería que la Cámara, controlada por los demócratas, tiene la capacidad legal necesaria para avanzar con una demanda que desafía las órdenes de Trump.

El Senado, controlado por republicanos, tampoco tiene planes de presentar una demanda, a pesar de que algunos legisladores como el senador Ben Sasse (Nebraska) calificaron las órdenes de Trump de “basura inconstitucional”.

Al ser cuestionado sobre el tema, el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, reiteró que las órdenes ejecutivas de Trump son defectuosas hasta el punto de ser casi inviables.

“Estoy de acuerdo con Sasse en que son una basura inconstitucional, pero la conclusión es que incluso si pasan, no harán lo que la gente necesita ni se acercarán”, dijo Schumer.

Schumer dijo a los periodistas la semana pasada que probablemente habría un litigio contra las órdenes ejecutivas de Trump, pero no especificó quiénes podrían ser los demandantes.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, no respondió a una solicitud de comentarios sobre el tema hecha por el portal The Hill.

Los funcionarios de la administración Trump insisten en que las órdenes ejecutivas tienen una base legal sólida.

“Hemos aclarado con la Oficina del Asesor Legal todas estas acciones”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en Fox News Sunday. “Si los demócratas quieren desafiarnos en los tribunales y suspender los beneficios de desempleo para los estadounidenses trabajadores que están sin trabajo debido a COVID, tendrán mucho que explicar”.

El senador demócrata por Maryland, Chris Van Hollen, dijo el lunes que los demócratas están más preocupados por brindar ayuda federal adicional a las personas que sufren debido a la pandemia que por diseñar una estrategia legal para bloquear a Trump en los tribunales.

“Creo que el enfoque en este momento debe estar en brindar alivio al pueblo estadounidense y ese será el enfoque de los demócratas de la Cámara y el Senado”, dijo. “Hay problemas constitucionales con esto, pero debemos centrarnos en el hecho de que en realidad no brinda el tipo de alivio que se requiere”.