Por qué no deberías confiar solamente en los beneficios de tu Seguro Social para tu jubilación

Aunque el Seguro Social no está en peligro de quiebra, deberías pensar que esos beneficios podrían ser poco para el momento de tu retiro

Por qué no deberías confiar solamente en los beneficios de tu Seguro Social para tu jubilación
El adulto mayor típico de hoy recibe $1,503 dólares por mes en beneficios.
Foto: Pixabay

Cuando las personas mayores llegan a la edad de jubilación, se encuentran con un futuro arriesgado por sus ingresos para vivir, ya que muchas personas cometen el error de pensar que este dinero será suficiente para disfrutar sus años dorados.

Aunque el seguro social es una fuente importante de ingresos para cuando llega la vejez, debes pensar que podría no ser la solución para tu futuro así que toma nota de estas tres razones de por qué no debes confiarte en esta única solución.

1.Beneficio mensual no es lo que piensas
El salario mínimo en los Estados Unidos es de $7.25 por hora, lo que significa que si trabaja 40 horas a la semana, 52 semanas al año, se lleva a casa $15,080 en ingresos anuales, no mucho. Bueno, puede sorprenderte saber que el beneficio promedio del Seguro Social no es mucho mayor. El adulto mayor típico de hoy recibe $1,503 dólares por mes en beneficios. Anualmente, eso es $18,036 dólares. Aunque no es precisamente la pobreza, sí puede ser difícil si estás acostumbrado a gastar mucho más.

2. Los fondos podrían agotarse
Esta es la parte más difícil para muchos trabajadores jóvenes, ya que hay estimaciones que aseguran que el Seguro Social se enfrentará a una importante crisis financiera en un futuro no muy lejano. A medida que los baby boomers abandonen la fuerza laboral y no entren suficientes trabajadores jóvenes para tomar su lugar, el Seguro Social podría aprovechar tus fondos fiduciarios para compensar ese déficit de ingresos.

Según las proyecciones más recientes de los Fideicomisarios de la Seguridad Social , los fondos fiduciarios del programa se agotarán en 2035 y, desafortunadamente, los altos niveles de desempleo durante la pandemia de COVID-19 podrían hacer que el agotamiento llegue incluso antes. Una vez que eso suceda, los beneficios podrían reducirse en más del 20%.

3. Puede que el retiro llegue antes de poder reclamar la jubilación
Se estima que el 48% de los trabajadores se ven obligados a terminar sus carreras antes de tiempo, según el Instituto de Investigación de Beneficios para Empleados. Y eso solo es una buena razón para no confiar únicamente en la Seguridad Social. Aunque solo tiene derecho a su beneficio mensual completo basado en su historial de ganancias una vez que alcanza la edad de jubilación completa (que es 66, 67 o en algún punto intermedio, según el año en que nació), puede comenzar cobrando el Seguro Social a partir de los 62 años, aunque a un precio reducido. Pero, ¿qué sucede si te obligan a jubilarte a los 60 años o incluso antes? Sin una fuente de ingresos adicional, ¿qué harás entonces?

La solución más sensata ante estos tres escenarios catastróficos es hacer tus propios ahorros, independientemente del seguro social. Es crucial que desde ahora decidas ahorrar por tu cuenta una parte de tus ingresos mensuales. Si tienes 40 años, puedes ahorrar $300 dólares al mes en una cuenta 401 (k) o IRA desde ahora y hasta los 67 años, para terminar con $268 mil dólares para tu jubilación. Si ahorras $400 al mes, el estimado de ahorro podría llegar a los $357,000 dólares.

Si bien, afortunadamente, el Seguro Social no está en peligro de quiebra y desaparición, si depende demasiado de esos beneficios, es probable que se sienta decepcionado y con poco dinero.