Por qué una mujer de Chicago le debe $31,000 al estado de Illinois en apoyos por desempleo

El caso de Christina Hill combina coronavirus y falta de trabajo, y parece que la historia pintará aún peor

Por qué una mujer de Chicago le debe $31,000 al estado de Illinois en apoyos por desempleo
Lo que sucede con Hill es que posiblemente ha sido víctima de un fraude por desempleo, uno de los 297,000 reclamos fraudulentos que se han registrado en Illinois.
Foto: Pexels

En cada hogar de Estados Unidos se vive una historia difícil por la pandemia, algunas relacionadas al coronavirus y otras al desempleo. Pero el caso de Christina Hill, de Chicago, está combinada con ambas adversidades y parece que pinta aún peor.

Después de estar desempleada durante 10 meses, e incluso haber sufrido en el hospital con oxígeno en su nariz por los estragos del contagio de Covid-19 en el mes de abril, la mujer por fin volvió a la vida laboral pero lo hace en medio de un problema con el gobierno por posible estafa.

Hill perdió su trabajo en enero, solicitó beneficios de desempleo y le fueron aprobados. Pero a finales de noviembre de 2020 recibió un aviso aparentemente del Departamento de Seguridad Laboral de Illinois (IDES) que decía que en realidad no era elegible para ninguno de los beneficios y que ahora les debe más de $31,000 al estado de Chicago.

Incluso hace algunos días, recibió una nueva carta que decía que debe más de $3,000 más y si no los devuelve el Departamento de Seguridad Laboral podría usar “todas las acciones legales para la recuperación”.

“Ni siquiera puedo creerlo. Me revuelve el estómago. Ni siquiera puedo creer que fueran así, ¿sabes?. Irresponsable que esto suceda”, dijo Christina a CBS Chicago.

Lo que sucede con Hill es que posiblemente ha sido víctima de un fraude por desempleo, uno de los 297,000 reclamos fraudulentos que se han registrado en Illinois.

Y es que durante la primera semana en su nuevo trabajo, Hill recibió un aviso diferente del IDES y una llamada de su antiguo empleador, diciendo que alguien había presentado una nueva solicitud de desempleo a su nombre. Ella asegura que no fue, pero el estado ya sospecha del reclamo legítimo de enero con el fraudulento de noviembre.

La mujer está ahora en la fila de los reclamos para buscar aclarar la situación, en la espera de que todo se aclare y no tener que enfrentar tremenda situación.