Preocupados, los trabajadores de Amazon se preparan para Prime Day y temporada alta, en medio de la pandemia

Empleados de la compañía han expresado su preocupación por las pautas de distanciamiento social y el estrés ​​ante la expectativa del trabajo extra en esta temporada
Preocupados, los trabajadores de Amazon se preparan para Prime Day y temporada alta, en medio de la pandemia
La preocupación de los trabajadores de Amazon crecen ante el aumento de trabajo y el rebrote de contagios.
Foto: Sean Gallup / Getty Images

Preocupados por los riesgos de contagio de COVID-19, trabajadores de Amazon inician este martes el periodo con más trabajo del año, en medio de una pandemia que parece no tener fin.

La empresa con sede en Seattle anunció el 1 de octubre que al menos 19,000 de sus empleados de habían contagiado de coronavirus, sólo en Estados Unidos. No reveló el número de decesos.

CNN Business entrevistó a una decena de empleados de almacén de Amazon sobre las condiciones relacionadas con la pandemia y cómo ha sido trabajar durante los Prime Days y las temporadas de vacaciones. Las respuestas sobre las políticas relacionadas con la pandemia variaron según el almacén y el departamento en el que se encontraran los trabajadores.

En uno de estos establecimientos, los trabajadores expresaron su preocupación por la capacidad de seguir las pautas de distanciamiento social y ser reprendidos si no pueden hacerlo. En otros, los empleados estaban estresados ​​ante la expectativa del trabajo extra.

En circunstancias normales, los almacenes de Amazon están llenos de actividad y trabajadores, pero la demanda impulsada por la pandemia hizo que esto creciera. A partir de marzo, Amazon contrató a 175.000 empleados temporales para responder a la creciente demanda de pedidos; luego anunció que mantendría el 70% de ellos de forma permanente.

En septiembre, la compañía anunció planes para contratar 100,000 empleados adicionales en sus operaciones y anunció que evaluaba la demanda de empleo estacional.

Situación extraordinaria

Respetar los protocolos básicos para evitar contagios de virus COVID-19, como mantener dos metros de distancia entre personas, puede resultar cada vez más difícil en ciertas partes de las instalaciones de Amazon a medida que llegan más trabajadores y a aumenta el volumen de paquetes, respondieron seis de los a CNN Business. También la constante desinfección de las áreas de trabajo mientras se mantiene el ritmo.

Las horas extras son obligatorias en periodos de mucha demanda, como el Prime Day. Eso significa que los trabajadores pasarán más tiempo dentro de los almacenes, lo que hará que las precauciones sean cada vez más importantes. Cuando se le preguntó si las horas extras obligatorias eran una política en todas sus instalaciones, Amazon no respondió.

Durante la pandemia, una empleada de un almacén de Hawthorne, California, que participó en una huelga para mejorar las condiciones laborales, dijo que en ocasiones sacrificó la velocidad para mantener el distanciamiento social o desinfectar su lugar de trabajo, por lo que recibió advertencias verbales por no mantener su tasa de productividad. Alcanzar ese equilibrio en esta temporada podría volverse aún más difícil.

Algunos trabajadores dijeron que Amazon enfatiza el distanciamiento social en ciertas áreas, donde las cámaras detectan y muestran en una pantalla si los empleados están separados por seis pies, así como en zonas de recreo y el almuerzo.

Sin embargo, otras áreas no se controlan tan de cerca. Un trabajador le dijo a CNN Business que la empresa no promovía el distanciamiento social en áreas donde los trabajadores se agrupan para interactuar con maquinaria específica.

Amazon dijo que ha realizado más de 150 actualizaciones de procesos hasta la fecha para garantizar la salud y la seguridad de sus empleados, y ha comprometido más de mil millones de dólares para nuevas inversiones en medidas de seguridad de operaciones este año, que incluyen inversiones en tecnología y medidas de limpieza mejoradas.

Durante meses, Amazon se negó a revelar la cantidad de contagios entre su personal. A principios de este mes, después de la presión de los trabajadores y más de una docena de fiscales generales, Amazon reveló que casi 20,000 de sus empleados de primera línea en la empresa y en y Whole Foods dieron positivo o presuntamente positivo por el coronavirus.

Terrell Worm, un empleado de Amazon en Staten Island que también participó en una huelga, le dijo a CNN Business que conocer el número total “no ayuda realmente” a los trabajadores como él. “Estoy preocupado por mi área, eso es lo que quiero saber, ¿cuántos casos hay en mi almacén?”

Amazon ha seguido de cerca la propagación del virus dentro de al menos un almacén: MSP1 en Shakopee, Minnesota. El Departamento de Salud de Minnesota le dijo a CNN Business que tenían 219 casos confirmados entre los empleados en el almacén hasta el 29 de septiembre, más del doble desde fines de junio.

Acusan despidos

Con su salud en peligro, el activismo de los trabajadores ha aumentado en varias instalaciones de Amazon durante la pandemia y con este las afirmaciones de que la empresa está tomando represalias, acusaciones que la compañía ha negado.

Amazon ha dicho que tiene “tolerancia cero a las represalias contra los empleados que plantean preocupaciones y respetan los derechos de los empleados a protestar y reconocen su derecho legal a hacerlo”.

Dado que más de la mitad de los estados del país reportan un aumento en los nuevos casos de coronavirus, la amenaza de contraer el virus es una preocupación real para muchos que ahora tienen menos protecciones financieras de su empleador que antes en la pandemia. A fines de mayo, Amazon puso fin a algunos de sus beneficios relacionados con la pandemia instalados en marzo, incluido el “pago por riesgo” adicional de 2 dólares por hora y el pago doble de horas extra. Su política que permitía a los trabajadores del almacén quedarse en casa por un número ilimitado de días sin paga se suspendió en mayo.

En junio, Amazon entregó un “bono de agradecimiento” por única vez a los trabajadores de primera línea. La compañía continúa brindando hasta dos semanas de tiempo libre remunerado a los empleados diagnosticados con el coronavirus. También estableció un fondo de ayuda para los empleados de temporada y los conductores de reparto que enfrentan dificultades financieras.