Propuesta republicana: los puntos que detendrían un acuerdo con los demócratas

La diferencia más significativa ha sido reducir drásticamente la asistencia federal de desempleo de $600 dólares por semana a $200

Propuesta republicana: los puntos que detendrían un acuerdo con los demócratas
Chuck Schumer y Nancy Pelosi, los líderes demócratas han fijado su postura frente a la propuesta republicana.
Foto: Tasos Katopodis / Getty Images

El paquete de ayuda por coronavirus presentado el lunes por los republicanos en el Senado, no ha convencido a los demócratas, por lo que el escenario está preparado para largas negociaciones mientras terminan esta semana varios programas de asistencia federal.

El líder demócrata del Senado Charles Schumer y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se reunieron durante casi dos horas con el secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, el lunes por la noche para iniciar las negociaciones, pero avanzaron poco.

De acuerdo con Alexander Bolton, de The Hill, hay tres puntos que detendrían las negociaciones. Los demócratas consideran que la legislación del Partido Republicano no proporciona suficiente dinero para los gobiernos estatales y locales, no protege a los inquilinos del desalojo y no invierte lo suficiente en comunidades de bajos ingresos afectadas por la pandemia.

El tono de los demócratas después de la reunión del lunes indicó que es poco probable un acuerdo en el corto plazo. Schumer calificó la propuesta de de los republicanos como “patética” y Pelosi la llamó “poco seria”.

“Estamos algo frustrados. Esperábamos que hubiera un proyecto de ley y en cambio, pusieron pequeños pedazos aquí y allá, en todas partes. Está bastante claro que no reúnen los 51 votos en el Senado para una propuesta “, dijo Schumer después de la reunión. “Esperamos actuar juntos. Tenemos muchas ganas de hacer algo para las necesidades de las personas y del país “, agregó.

Pelosi agregó que la nación ha esperado durante meses solo para ver un conjunto “poco sistemático” de propuestas republicanas.

Mnuchin y Meadows tenían mal semblante cuando salieron de la oficina de Pelosi en el Capitolio el lunes por la noche.

La línea dura adoptada por los líderes demócratas el lunes refleja su sensación de fortaleza en las conversaciones, ya que el índice de aprobación de empleo del presidente Trump ronda el 40 por ciento y su índice de aprobación por responder a la pandemia de coronavirus esa ún más baja.

Los demócratas han manifestado en privado que sienten que tienen control sobre los republicanos y que la ayuda del coronavirus tendrá que escribirse principalmente en términos demócratas.

Pero los republicanos predicen que Schumer y Pelosi también tendrán que ceder terreno y han señalado los numerosos artículos legislativos no relacionados con la pandemia que se incluyeron en la Ley HEROES que la Cámara aprobó en mayo.

Ambas partes saben que este proyecto de ley puede ser la última pieza importante de la legislación de ayuda para el coronavirus que apruebe el Congreso antes de las elecciones, lo que podría definir si Trump gana la reelección o si los demócratas ganan la mayoría del Senado.

Los demócratas han criticado a iniciativa de los republicanos para reducir drásticamente la asistencia federal de desempleo de $600 dólares por semana a $200, lo que complementaría los beneficios estatales de desempleo.

Según el plan republicano, los trabajadores desempleados recibirían $200 dólares por semana en asistencia federal, además de su asistencia estatal durante dos meses. Después de eso, los trabajadores despedidos recibirían beneficios federales semanales adicionales, que combinados con los beneficios estatales de desempleo equivaldrían a aproximadamente el 70 por ciento de sus ingresos anteriores.

La Ley HEROES, aprobada por la Cámara de Representantes, contempla extender el impulso federal de $600 semanales a los beneficios estatales hasta enero.

El senador Ron Wyden, el demócrata de mayor rango en el Comité de Finanzas del Senado, advirtió que la propuesta republicana pesaría mucho en una economía que ya está en recesión.

Schumer dijo que el plan republicano tampoco aborda las necesidades de vivienda.

“No solo no tienen asistencia de alquiler para las personas que necesitan ayuda, ni siquiera pusieron una moratoria (sobre los desalojos), por lo que cientos de miles de personas podrían ser expulsadas de sus casas la próxima semana”, Schumer dijo.

Pelosi criticó la propuesta del Partido Republicano de incluir una disposición para deducir el gasto de almuerzos de negocios, dejando de lado un aumento en la financiación del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria que los demócratas pidieron desde marzo.

“Tienen algo así como un crédito fiscal para cenas y almuerzos caros, pero no tienen dinero para cupones de alimentos o asistencia nutricional en un momento en que los niños padecen inseguridad alimentaria en nuestro país. La gente tiene hambre y nunca pensó que iría a un banco de alimentos”, dijo la dirigente demócrata.

“Si ni siquiera están llegando a los fundamentos de la alimentación, la renta y la supervivencia económica, en realidad no están listos para tener una negociación seria”, agregó.

Otro punto de conflicto para los demócratas es la disposición que proporcionaría $1.75 billones para la reconstrucción de la sede del Federal Bureau of Investigation (FBI), ubicada en Pennsylvania Avenue, cerca del Trump International Hotel.

Los líderes demócratas sospechan que el presidente Trump quiere reconstruir las oficinas centrales del FBI para que el antiguo edificio no se derribe y permita que un competidor se apodere de bienes raíces tan cerca de sus negocios.

“No tienen dinero para cupones de alimentos, pero tienen dinero para un edificio del FBI solo para disminuir la competencia por el hotel del presidente”, dijo Pelosi.

Los demócratas también se oponen a la propuesta republicana para proteger a empresas, escuelas y otras organizaciones de la responsabilidad civil relacionada con el COVID-19, escuelas y otras organizaciones, algo que el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell insiste en que debe ser parte de la legislación.

Schumer dijo que los $105 billones para las escuelas incluidas en la propuesta republicana de la Casa Blanca y el Senado no serán suficientes para permitir la reapertura segura de las escuelas en el otoño.

La propuesta republicana no incluye ningún dinero nuevo para los gobiernos estatales y locales, que los demócratas han identificado durante mucho tiempo como una prioridad.