¿Qué consecuencias tendría para tu bolsillo la posible desaparición del Obamacare?

El presidente electo, Joe Biden, ha prometido defender y ampliar el alcance de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (ACA)

Defensores del Obamacare protestan afuera de la Suprema Corte.
Defensores del Obamacare protestan afuera de la Suprema Corte.
Foto: NICHOLAS KAMM / Getty Images

La Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), tiene vida. La Suprema Corte de Estados Unidos dio señales de que mantendrá en pie al menos la mayor parte de la reforma sanitaria de 2010 conocida como Obamacare, pese a los intentos del gobierno del presidente Donald Trump y de los republicanos más conservadores por acabar con ella.

La Corte salvó en dos ocasiones, en 2012 y 2015, uno de los legados más importantes del expresidente Barack Obama, una ley que ha dado cobertura a más de 20 millones de personas en Estados Unidos. Sin embargo, la corte que escuchó este martes los nuevos argumentos contra el Obamacare es la más conservadora que ha examinado esa ley, pues cuenta con tres jueces nuevos nominados por Trump, incluida la recién incorporada Amy Coney Barrett, lo que ha despertado el temor de los demócratas, auqnue al menos cinco de los nueve jueces del Tribunal Supremo dieron señales de que no están a favor de derogar por completo la ley, incluidos los conservadores: John Roberts y Brett Kavanaugh.

“No es nuestro trabajo acabar con la reforma sanitaria cuando el Congreso no lo hizo”, dijo Roberts, el presidente del Supremo durante la audiencia del martes.

El presidente electo, Joe Biden, ha prometido defender y ampliar el alcance de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), conocida como Obamacare, un programa que ha garantizado el acceso a servicios médicos a los más desprotegidos.

Al contrario que en las anteriores impugnaciones al Obamacare, ningún senador republicano ha expresado su respaldo a la demanda, en una muestra de lo polémico que sería derogar esa ley sin tener otra legislación para sustituirla en plena pandemia de COVID-19.

¿Por qué es importante su permanencia?

La ley proporciona seguro médico a más de 23 millones de estadounidenses. Permite a las personas que califican comprar seguros a través de los mercados estatales y el federal, y recibir subsidios. Hasta su entrada en operación en 2010, las aseguradoras podían subir los precios de los seguros médicos en función de las enfermedades padecidas por sus clientes, de manera que alguien que sufriera una grave enfermedad tenía que pagar mucho más por sus pólizas que alguien con un historial sano.

También previene que las compañías de seguros nieguen cobertura a personas con afecciones médicas preexistentes, prohíbe los límites de por vida en la cobertura, agrega beneficios a Medicare y permite que los hijos permanezcan en los planes de sus padres hasta los 26 años.

El Obamacare exige a la mayoría de los adultos que estén cubiertos por un plan de salud, ya sea proporcionado por su empleador o por el Gobierno, arriesgándose, en caso contrario, a ser penalizados con una multa. Para aquellas personas con ingresos bajos se establecieron créditos fiscales con el fin de subvencionar el pago del seguro de salud y para ello se estableció el plan Medicaid, un programa del Gobierno para personas de bajos recursos.

Sin embargo, debido a que Medicaid es gestionado por cada estado, los mismos pueden optar individualmente por no ampliar el programa.

¿Cuáles son las posibilidades de que la Corte Suprema derogue la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio?

El fiscal general de California, Xavier Becerra, respaldado por más de 20 estados, defiende la ley contra el desafío presentado hace dos años por una coalición de funcionarios estatales republicanos. Becerra ha sido uno de los adversarios más duros del presidente Donald Trump y ha llevado a su gobierno a los tribunales por sus políticas, desde la inmigración y el control de la natalidad hasta el cambio climático. Se le considera uno de los principales contendientes para quedarse con la vacante en el Senado que dejará la senadora Kamala Harris cuando asuma la vicepresidencia.

“Confiamos en que los jueces no solo verán la lógica legal detrás de esto, sino también la sabiduría y su éxito práctico, lo cual pesa mucho en favor de que reconozcan no solo que es legal, sino indispensable. Cuando los jueces examinen los fundamentos de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, encontrarán que es constitucional”, dijo Becerra esta semana en entrevista con EFE.

A pesar de que la composición de la Corte Suprema de Estados Unidos ha cambiado desde la última vez que se pronunció sobre ACA, Becerra cree que estos jueces decidirán de la misma manera.

“Los fundamentos de la ley siguen siendo los mismos. Los fundamentos de ACA son sólidos y funcionan. Espero que nueve jueces que revisan la misma ley observen ese precedente”.

El fiscal californianao agregó que si la Corte Suprema declara inconstitucional el Obamacare, volverán las preocupaciones para millones de estadounidenses de bajos recursos.

“La atención preventiva de Medicare desaparecería. Los días en que los estadounidenses no tenían que preocuparse por la bancarrota por haber pisado un hospital prácticamente se esfumarían”, agregó Becerra, quien confió en que el programa de cobertura se mantendrá con el nuevo gobierno.

“Como candidato a presidente, Joe Biden dijo que se basaría en el éxito de la presidencia de Obama y se aseguraría de que aumente el número de estadounidenses con acceso a una atención médica asequible. Lo bueno es que finalmente tienes a alguien que dice que lo vamos a mejorar. Por eso esta elección fue tan importante”.