Qué es el Programa de Protección de Nóminas, cómo te puede ayudar y dónde lo puedes solicitar

Consulta cómo puedes ser beneficiado por un préstamo para reactivar tu negocio; los trabajadores autónomos también pueden recibir ayuda

Qué es el Programa de Protección de Nóminas, cómo te puede ayudar y dónde lo puedes solicitar
Las barberías son uno de los negocios que se podrían beneficiar de estos préstamos.
Foto: Getty Images

El Programa de Protección de Nóminas (PPP por sus siglas en inglés) otorga préstamos subsidiados para ayudar a las pequeñas empresas a superar los cierres temporales y la caída en sus ingresos causados ​​por la pandemia de coronavirus. Su tasa de interés es del 1%, condonable si el 60% del dinero se gasta en nómina y en otros gastos calificados.

El programa fue diseñado para incentivar a los propietarios de pequeñas empresas a seguir pagando a sus empleados temporalmente y fue un eje central de los esfuerzos de la administración Trump ante la crisis producida por los confinamientos para evitar contagios.

La primera ronda de préstamos comenzó el 3 de abril y finalizó el 8 de agosto y si bien ayudó a reducir la tasa de desempleo en el verano, sus limitaciones se hicieron rápidamente evidentes: muchas empresas hicieron despidos masivos cuando terminó el programa.

La última ronda de préstamos comenzó el 11 de enero y se extenderá hasta finales de marzo. La iniciativa del presidente Joe Biden tiene como objetivo corregir las disparidades en la forma en que la administración Trump aplicó el programa, que utilizó criterios de elegibilidad que permitieron que empresas que cotizan en bolsa y negocios no tan pequeños o ricos se beneficiaran del mismo o se aprovecharan del dinero para otros fines, como lo ha documentado Solo Dinero.

Entre los cambios propuestos por el presidente Biden en su paquete de estímulo, se establece un periodo de dos semanas, a partir del miércoles, para que sólo empresas con menos de 20 empleados puedan solicitar un PPP al gobierno federal. En esta liga puedes consultar la información.

La administración de Biden también destinará $1 billón de dólares a trabajadores autónomos como contratistas y propietarios de salones de belleza y peluquerías, que en la mayoría de los casos son mujeres y personas de color, y facilitará el acceso a los préstamos a personas sin residencia legal.

Además de excluir a las empresas más grandes, el gobierno federal indicó que cambiará la fórmula en la que se calculan los préstamos para contratistas independientes como conductores de Uber y agentes inmobiliarios, algunos de los cuales recibieron minúsculas sumas de dinero bajo las reglas anteriores. Además, se eliminarán las reglas que excluyen a los prestatarios con condenas por delitos graves en el pasado y a los que han incumplido con préstamos estudiantiles.

Con información de Telemundo