¿Qué es un embargo y por qué lo debo evitar?

Conoce qué es y para qué se utiliza esta acción legal

¿Qué es un embargo y por qué lo debo evitar?
Si dejas de pagar la renta de la casa o hipoteca, el banco te pondría en una lista de morosos y luego te quitaría la vivienda.
Foto: Pexels

Para todos aquellos que tienen deudas con créditos, impuestos o cualquier asunto relacionado, el embargo es la pesadilla que podría no dejarlos dormir jamás. Para entenderlo desde el principio, es cuando una entidad financiera te retiene tus bienes por no pagar las deudas. 

Si dejaste de pagar la renta de tu departamento, si no saldaste la mensualidad de tu hipoteca con el banco, podrías ser el candidato perfecto para aparecer en la lista de morosos a los que de pronto podrían quitarles sus pertenencias en físico, o hasta las de tus cuentas o salario.

Como lo indica la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés), tiene claro que “un embargo de salario o de cuenta bancaria tiene lugar cuando un acreedor toma parte de su cheque de pagos o dinero de su cuenta bancaria para cobrar una deuda”.

Para que una entidad o cobrador de deudas lleve a cabo un embargo tiene que tener una orden judicial, sin embargo, si la deuda es con el gobierno federal o con el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) el embargo se puede realizar sin una orden judicial o fallo.

Del mismo modo, la CFB indica que: “las leyes estatales y federales tienen límites o ‘exenciones’ que se aplican a cuentas bancarias y descuentos salariales, generalmente para asegurarse de que tengas una cantidad suficiente de fondos para vivir”.

Si estás pensando cómo puedes evitar que un día embarguen tu casa, tus bienes o tu cuenta bancaria, antes que todo debes tener amplia comunicación con la entidad a la que le debes dinero, para poder reestructurar la deuda o buscar otras opciones de pago. Por ejemplo, el IRS indica que para evitar un embargo debes presentar la planilla de contribución a tiempo y pagar los impuestos en el plazo establecido.

“Si no puedes pagar lo que adeudas, debes pagar todo lo que pueda por el momento y trabajar con el IRS para resolver el saldo pendiente. La clave es ser proactivo, así que ¡no ignores los avisos de cobro!”, menciona el IRS.

Del mismo modo, la CFB recomienda que consulte con un abogado en caso de que se le presente una demanda. “Un abogado lo puede representar en caso de demanda. No esperes hasta que tu caso vaya a los tribunales para obtener ayuda legal. Puedes ser capaz de realizar un plan de pago o negociar una solución”, explica la CFB.

Por otra parte, puedes ponerte en contacto con agencias u organizaciones que se especializan en el manejo de deudas para obtener asesoramiento y poder salir de las deudas efectivamente.

Algunas agencias que puedes tomar en consideración son:

National Debt Relief. La compañía National Debt Relief te puede ayudar a consolidar tus deudas con un programa de “debt settlement”. Este programa puede consolidar y reducir los pagos mensuales de deudas médicas, préstamos personales, tarjetas de crédito, etc.

Debt. Si deseas obtener asesoramiento para salir de tus deudas, puedes comunicarte con Debt ya que esta compañía se especializa en brindar programas educativos que tienen como objetivo ayudar a los estadounidenses a encontrar las mejores soluciones para salir de las deudas.