Quemar billetes en Estados Unidos es un delito ¿Sabes por qué?

Debes considerar que cada billete o moneda que se imprime no solamente le pertenece al Estado sino que genera un costo, por eso no tienes derecho a dañarlo

Quemar billetes o dañar monedas es un delito.
Quemar billetes o dañar monedas es un delito.
Foto: Pixabay

Si eres de los que le sobra el dinero y un día se te ocurre quemar o romper algunos billetes, debes saber que por eso podrías ir a prisión porque estás destruyendo algo que le pertenece al Estado. Lo cierto es que según la ley federal estadounidense cualquier tipo de daño que le hagas al papel moneda o a la moneda es delito.

Hablamos específicamente de una ley federal que prohibe la mutilación de la moneda, que data de 1948:

Whoever fraudulently alters, defaces, mutilates, impairs, diminishes, falsifies, scales, or lightens any of the coins coined at the mints of the United States, or any foreign coins which are by law made current or are in actual use or circulation as money within the United States; or whoever fraudulently possesses, passes, utters, publishes, or sells, or attempts to pass, utter, publish, or sell, or brings into the United States, any such coin, knowing the same to be altered, defaced, mutilated, impaired, diminished, falsified, scaled, or lightened shall be fined under this title or imprisoned not more than five years, or both.

Entonces todo lo que parezca alteración, mutilación, falsificar, limar cualquier moneda de circulación legal es un delito que se paga con multa o con prisión, o incluso las dos penalidades. Esto se remonta a que las monedas de antes se hacían con metales preciosos y tenían su valor por su material y por su peso, eran de oro o de plata; entonces las bandas criminales las limaban o les cortaban un pedazo. ¿Para qué? Para pagar menos.

Y sobre la alteración o destrucción del papel moneda, es decir, del billete, la misma ley dice lo siguiente:

Whoever mutilates, cuts, defaces, disfigures, or perforates, or unites or cements together, or does any other thing to any bank bill, draft, note, or other evidence of debt issued by any national banking association, or Federal Reserve bank, or the Federal Reserve System, with intent to render such bank bill, draft, note, or other evidence of debt unfit to be reissued, shall be fined under this title or imprisoned not more than six months, or both.

Es la misma intención, se trata de proteger a quien recibe un billete como forma de pago. Este debe estar en buenas condiciones pues una deuda pagada con un billete roto, perforado o dañado puede convertirse en una deuda no pagada, pues podría tratarse de papel moneda inservible o invalidado.

La buena noticia, es que aunque esto es una ley federal que existe aún la moneda ya no lleva ese valor que se le atribuía antes porque ya no se fabrica con metales preciosos, o por lo menos no tantos como antes. Con el billete sucede algo similar. Entonces se conoce poco sobre personas que en las últimas décadas han sido penalizadas con prisión por destruir dinero estadounidense; está claro que no estamos hablando del tema de falsificación.

Sin embargo en 1963, un marine estadounidense fue condenado por el delito de tallar los bordes de monedas de un centavo para que parecieran de otra denominación y las máquinas de comida y bebidas las aceptara. El marinero en cuestión, tuvo que pagar una multa de 20$ -que para el momento era el equivalente a unos 100 dólares o más- y le dieron un año de prisión en libertad condicional.

Cada denominación de dólar tiene un costo de producción y lo paga el Estado, entonces si tu lo destruyes así el dinero te pertenezca estás haciendo al estado malgastar dinero; recuerda que el papel moneda es propiedad del gobierno.

**