Recibos de energía a miles de dólares por una red eléctrica no regulada, los estragos económicos que dejó la tormenta en Texas

Mientras millones de usuarios se quedaron sin servicio, otros recibieron facturas exorbitantes, en una situación que puso en evidencia el sistema eléctrico de un estado que se rige distinto al resto del país

Recibos de energía a miles de dólares por una red eléctrica no regulada, los estragos económicos que dejó la tormenta en Texas
Las heladas en Texas exhibieron las debilidades de su red eléctrica.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Los estragos causados por la tormenta invernal en Texas no solo dejaron pérdida de vidas y cuantiosas afectaciones materiales en el estado, también han provocado en un fuerte impacto en los precios de los servicios de energía domésticos, comprometiendo la economía de millones de personas, en una de las peores crisis derivadas de un desastre natural que haya registrado la entidad de la estrella solitaria.

De acuerdo a varios reportes periodísticos, usuarios denunciaron recibos superiores a los $10,000 dólares por su servicio de energía durante la helada que sacudió Texas y que comprometió la integridad de las personas, mientras que millones de habitantes del estado paradójicamente se quedaron sin servicio eléctrico por días.

La tormenta invernal, además de provocar una declaratoria de emergencia por parte del gobierno federal para 77 condados de Texas y la disposición de recursos por parte Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), ha puesto en evidencia a la red eléctrica no regulada en el estado, en una situación excepcional respecto al resto del país, circunstancia que tiene un impacto directo en la economía familiar de los texanos, en especial de los más vulnerables.

Te puede interesar:

·CVS facilitará aplicación de vacuna contra COVID-19 en comunidades latinas y afroamericanas 

Según reporta el portal CNBC, el Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), que gestiona la energía para aproximadamente el 90% del estado, no estaba preparado para las condiciones de frío y el aumento de la demanda de energía cuando la gente intentaba calentar sus hogares.

Ante esta situación, la Comisión de Servicios Públicos de la entidad, ente regulador de servicios públicos, se pronunciara en el sentido de que hará una investigación minuciosa para determinar los factores que se combinaron con el devastador clima invernal para interrumpir el flujo de de energía a millones de hogares.

“Es inaceptable que los texanos que sufrieron durante días en el frío glacial sin electricidad ni calefacción se vean ahora afectados por unos costes de energía que se disparan”, aseguró el gobernador de Texas, Greg Abbott, quien adelantó que trabajará junto al vicegobernador, el presidente de la Cámara de Representantes y los miembros de la Legislatura para diseñar soluciones que garanticen que la población no pague por esta situación.

Por su parte, el alcalde de Houston, Sylvester Turner, exigió que el gobierno estatal pague los exorbitantes recibos. “La gente que recibe estas facturas de electricidad y que tiene que pagar para reparar sus hogares, no debería tener que cargar con la responsabilidad”, dijo Turner durante una entrevista en el programa “Face the Nation” de la CBS. “Esos costos deberían ser asumidos por el estado de Texas y no por los clientes que no causaron esta catástrofe”, agregó.