Recuperación económica: este fin de semana más de dos millones de personas viajó por avión

El sector de la aviación y los viajes fueron de los más golpeados por la pandemia, pero han comenzado su recuperación y confían en la temporada de verano para reencaminarse

Las aerolíneas estadounidenses han enfrentado un panorama complicado.
Las aerolíneas estadounidenses han enfrentado un panorama complicado.
Foto: Jan Vašek / Pixabay

La recuperación de la industria de las aerolíneas tras la pandemia rompió récords esta semana, ya que más de dos millones de personas atravesaron los controles de seguridad de los aeropuertos de Estados Unidos el viernes por primera vez desde principios de marzo de 2020.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) anunció el sábado que 2.03 millones de viajeros fueron revisados en los puntos de control del aeropuerto al inicio del fin de semana. Fue la primera vez en 15 meses que el número de controles de seguridad superó los dos millones en un solo día.

Las reservas de aerolíneas se han incrementado desde febrero, a medida que más estadounidenses han sido vacunados contra el COVID-19 y, al menos dentro de país, las restricciones de viaje, como las cuarentenas obligatorias, comenzaron a disminuir.

Pero la recuperación no es total. Los números del viernes fueron solo el 74% del volumen en comparación con el mismo día de 2019. Sin embargo, la cifra de 2.03 millones fue 1.5 millones de viajeros más que el mismo día del año pasado, según la TSA.

Los dos millones representa un gran cambio para la industria de viajes, tan golpeada por la pandemia, ya que hubo días en abril de 2020 en los que menos de 100,000 personas abordaron aviones en Estados Unidos.

Sin embargo la mayoría de las aerolíneas siguen perdiendo dinero. Southwest obtuvo una pequeña ganancia en el primer trimestre gracias a su participación de $64,000 millones de dólares en ayuda federal por pandemia y se espera que otros sigan su ejemplo a finales de este año.

United Airlines, que ha perdido $7,000 millones y amenazó con despedir a 13,000 trabajadores el otoño pasado, dijo a sus empleados esta semana que sus trabajos están seguros, incluso, cuando la ayuda federal se agote en octubre.

Eso es porque las aerolíneas como United se muestran optimistas acerca de la temporada alta de vacaciones de verano, porque los viajes internacionales y de negocios todavía están profundamente deprimidos, pero los viajes de placer nacionales han vuelto a niveles cercanos a los que había antes de la pandemia.

Las aerolíneas han comenzado a retirar a sus empleados las licencias voluntarias y planean contratar a un pequeño número de pilotos y otros trabajadores a finales de este año. Los operadores de hoteles dicen que ellos también han visto mejorar las reservaciones a medida que aumentan las tasas de vacunación.

Mike Gathright, vicepresidente senior de Hilton, dijo que los hoteles de la compañía estuvieron al 93% de capacidad durante el fin de semana del Memorial Day.

“La distribución de las vacunas, las restricciones de viaje relajadas, la confianza del consumidor, todo eso está impulsando la ocupación y la mejora en nuestro negocio”, dijo Gathright.

Antes de la pandemia, la TSA examinaba en promedio entre 2 y 2.5 millones de viajeros por día. El volumen de viajes más bajo durante la pandemia fue el 13 de abril de 2020, cuando solo 87,534 personas pasaron los puntos de control de seguridad de los aeropuertos.

A mediados del mes pasado, el volumen diario promedio de la TSA para las pruebas de detección era aproximadamente el 65% de los niveles prepandémicos.