Repunta el desempleo: 1.4 millones de estadounidenses solicitaron ayuda por primera vez en la última semana

Es la primera vez en casi cuatro meses que aumenta el número de estadounidenses sin trabajo

Repunta el desempleo: 1.4 millones de estadounidenses solicitaron ayuda por primera vez en la última semana
El aumento en el número de desempleados preocupa a los economistas.
Foto: SAUL LOEB / Getty Images

Alrededor de 1.4 millones de personas solicitaron beneficios de desempleo por primera vez la semana pasada, según nuevos datos del Departamento de Trabajo. Es la primera semana en casi cuatro meses que el número ha aumentado.

La solicitudes de subsidios iniciales de ayuda por desocupación totalizaron una cifra desestacionalizada de 1.416 millones en la semana al 18 de julio, un 10.7% más que los 1.307 millones de la semana previa, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. Fue el primer incremento desde la semana al 28 de marzo.

El creciente aumento en el número de nuevas infecciones por coronavirus, incluido un aumento récord en California, ha llevado a muchas autoridades a reducir la reapertura de algunas empresas y restaurantes, lo que ha dejado a más estadounidenses sin trabajo.

“Esta es claramente una noticia muy decepcionante”, dijo Mark Hamrick, analista económico senior de Bankrate.com. “El aumento marca el final de la serie de nuevas reclamaciones en declive de 15 semanas. La persistencia de nuevas demandas de desempleo elevadas muestra el costo que el virus continúa teniendo en la economía “.

Los datos de las solicitudes de desempleo del jueves indican que es poco probable que la necesidad de asistencia financiera se disipe en el corto plazo. Hasta el 11 de julio eran 16.2 millones de estadounidenses los que recibían ayuda por pérdida de empleo.

Los economistas han dicho que el mercado laboral no se recuperará de la pandemia de coronavirus durante años, ya que las empresas enfrentan un panorama financiero incierto y los trabajadores se verán obligados a volver a capacitarse en otras habilidades.

“Habrá una parte importante, entre millones de personas, que no podrán volver a sus viejos trabajos y puede que no haya un trabajo en esa industria para ellos por algún tiempo”, dijo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. dijo en junio.

El cierre o la pausa de algunas empresas en los “puntos críticos” de coronavirus se produce al mismo tiempo que expira el respaldo del gobierno, como el préstamo del Programa de Protección de Salarios, que proporcionó un flujo de efectivo muy necesario para mantener a los trabajadores en la nómina mientras las empresas estaban cerradas.

Mientras, los legisladores se apresuran a presentar un nuevo paquete de alivio para apoyar a los trabajadores y estimular la economía en crisis. Los republicanos del Senado anunciaron el miércoles por la noche que han “alcanzado un acuerdo fundamental” con los negociadores de la Casa Blanca para el nuevo proyecto de ley.

Una de las cuestiones más polémicas es el pago federal de $600 dólares por semana para los estadounidenses desempleados, que se agotará a fin de mes.