¿Se cumple el temor de los republicanos? La industria de restaurantes sufre por contratar personal que prefiere su cheque de estímulo

Los empresarios gastronómicos esperan que esta problemática se solucione una vez que terminen los beneficios por desempleo y otro tipo de ayudas federales

Los empresarios se han encontrado con un problema inesperado.
Los empresarios se han encontrado con un problema inesperado.
Foto: Pixabay

Durante las negociaciones por el segundo y tercer paquete de estímulo económico varios congresistas republicanos expresaron su temor de que un cheque de estímulo grande le quitara incentivos a la gente para buscar empleo. Y, de manera parcial, eso ha comenzado a pasar.

A medida que la normalidad comienza a volver por la aplicación de vacunas contra el COVID-19 y algunos sectores de la economía comienzan a abrir, el sector restaurantero se ha enfrentado a un problema inesperado: no encuentran personal para trabajar en la reapertura de sus negocios.

Algunos empresarios le aseguraron a Fox Business que los solicitantes de empleo han disminuido atraídos por el atractivo de los seguros de desempleo y los cheques de estímulo.

Carl Howard, director ejecutivo de Fazoli’s, una cadena de comida rápida italiana con sede en Lexington, Kentucky, señaló que en muchos estados los beneficios por desempleo son más altos que el salario mínimo: “Creo que nos hemos excedido con la ayuda hasta el punto en que está causando problemas”.

“Si tuviera veintitantos años y no tuviera una carrera definida, me quedaría en casa y también me quedaría con esos $18.80 dólares por hora jugando PlayStation hasta las cuatro de la mañana”.

Para este empresario gastronómico esta tendencia continuará hasta que los paquetes de estímulo se acaben y obliguen a más personas a buscar empleo.

Kyle Frederick, director de operaciones de Bellagreen y Original ChopShop, con sede en Dallas, señala que “para muchas familias, la ayuda que han recibido con los cheques de estímulo puede ser más dinero del que ganaban en su trabajo. Es una oportunidad para no trabajar o hacer algo diferente”.

En el Plan de Rescate Estadounidense, se autorizaron cheques de estímulo de $1,400 dólares y beneficios de desempleo extendidos a $300 dólares por semana hasta el 6 de septiembre y una expansión del crédito tributario por cada hijo.

Tom Sacco, director ejecutivo de Happy Joe’s Pizza & Ice Cream, con sede en Bettendorf, Iowa, comentó que la compañía ha tenido que asignar muchos recursos para invitar a las personas a presentar su solicitud de empleo.

Para la reapertura de sus unidades de trabajo, Eric Slaymaker, director y fundador de Wingers Restaurant & Alehouse, con sede en Salt Lake City, Utah, comenta: “Estamos haciendo todo lo posible para dotar de personal a nuestros restaurantes”. Él como muchos otros empresarios de este ramo, confían en que la tendencia para encontrar personal se revierta una vez que la pandemia termine.