Secretario del Tesoro anuncia reinicio de negociaciones por paquete de ayuda económica y cheque estímulo

Demócratas y republicanos tendrán que superar una brecha de casi $1 billón de dólares entre sus propuestas para aprobar un paquete bipartidista antes de las elecciones

Secretario del Tesoro anuncia reinicio de negociaciones por paquete de ayuda económica y cheque estímulo
Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de los Estados Unidos.
Foto: MANDEL NGAN / Getty Images

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo el jueves que él y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acordaron reactivar las negociaciones sobre un proyecto de ley de ayuda por el coronavirus, publicó este viernes el portal The Hill.

“He hablado con la presidenta Pelosi 15 o 20 veces en los últimos días sobre el tema”, dijo Mnuchin al Comité Bancario del Senado durante una audiencia con el presidente de la Junta de la Reserva Federal, Jerome Powell, refiriéndose a una resolución continua para extender la financiación del gobierno. “Y hemos acordado seguir con las discusiones sobre un paquete de ayuda”.

Pelosi también dijo el jueves que esperaba que las negociaciones con la Casa Blanca se reanudaran en breve y dijo a los periodistas: “Con suerte, pronto regresaremos a la mesa”.

Los comentarios de Mnuchin y Pelosi se producen en medio de un estancamiento sobre un seguimiento de la Ley CARES, el proyecto de ley de ayuda para el coronavirus de 2.2 billones de dólares firmado por el presidente Trump en marzo.

Si bien existe un amplio apoyo bipartidista para ciertos componentes de un proyecto de ley de estímulo, los demócratas y republicanos siguen profundamente divididos sobre el monto y alcance de otro paquete. Las crecientes tensiones partidistas impulsadas por las inminentes elecciones de noviembre y la batalla por la vacante de la Corte Suprema dejada por la muerte de la juez Ruth Bader Ginsburg también hacen ver poco probable un acuerdo antes de las elecciones.

Los demócratas han insistido en que el gobierno federal debe aprobar billones en ayuda adicional para renovar los beneficios de desempleo mejorados, reforzar el presupuesto de los gobiernos estatales y locales, enviar otra ronda de pagos de ayuda directa a los hogares en dificultades y ampliar las protecciones de vivienda y desalojo.

Los republicanos, sin embargo, desconfían de aumentar la deuda nacional y prefieren un paquete específico destinado a ayudar a que las escuelas y guarderías vuelvan a abrir y hacer que los estadounidenses vuelvan a trabajar lo más rápido posible.

Mnuchin, uno de los dos principales negociadores de Trump, pidió a los demócratas a volver a la mesa para un proyecto de ley elaborado en torno a áreas de amplio acuerdo bipartidista, como la renovación del Programa de Protección de Cheques de Pago para ayudar a las pequeñas empresas y los pagos de ayuda.

“Aprobemos las cosas en las que estamos de acuerdo rápidamente y siempre podremos volver y hacer más”, dijo Mnuchin.

Pero los demócratas del Senado insisten en que las ofertas republicanas hasta ahora no han cumplido con el mínimo necesario para impulsar una economía en recuperación.

“El Senado ofreció un plan insignificante de $500 mil millones de dólares. Los economistas de todo el país querían tres, cuatro y cinco veces esa cantidad. Usted y el presidente dijeron que querían algo más grande ”, dijo el senador Sherrod Brown, el demócrata de mayor rango en el Comité Bancario y uno de los miembros más progresistas del Senado.

“¿Por qué no se puede lograr que los republicanos acepten un número mayor que el paquete de $500 mil millones?” continuó, refiriéndose a una medida propuesta por el Partido Republicano bloqueada por los demócratas del Senado a principios de este mes.

Demócratas y republicanos tendrán que superar una brecha de casi $1 billón de dólares entre sus propuestas para aprobar un paquete bipartidista antes de las elecciones.

Pelosi acordó considerar una medida de $ 2.2 billones, aproximadamente $1 billón de dólares menos que el paquete de ayuda aprobado por la Cámara en mayo, pero los republicanos se han negado a considerar un proyecto de ley que vaya más allá de los $1.1 billones.

Powell advirtió a los senadores que la falta de seguimiento de la Ley CARES podría causar una profunda devastación económica.

“Muchas personas corren el riesgo de perder sus casas o de tener que mudarse del lugar que están alquilando, tal vez regresar con la familia y esas cosas son no necesariamente buenas para controlar la propagación del virus “, dijo Powell.

“La Ley CARES realmente hizo mucho bien al poner dinero en manos de las personas y mantenerlas en sus hogares gastando. En el futuro, es posible que se necesite más de eso”.