Senado prepara un fondo de rescate millonario para la empresa aeronáutica de Jeff Bezos

A pesar de perder una licitación contra Space X de Elon Musk, Blue Origin aún podría recibir más de $10,000 millones de dólares por parte del gobierno federal

Jeff Bezos, propietario de Amazon y del proyecto espacial Blue Origin.
Jeff Bezos, propietario de Amazon y del proyecto espacial Blue Origin.
Foto: Mark Wilson / Getty Images

Hay un nuevo escándalo en puerta y nuevamente involucra a Jeff Bezos. Su compañía de vuelos espaciales, Blue Origin, perdió un contrato multimillonario frente a SpaceX de Elon Musk, pero algunos congresistas preparan el terreno para que el dueño de Amazon gane un contrato de cualquier manera.

La senadora demócrata por Washington, Maria Cantwell, agregó una enmienda a la Endless Frontier Act, un proyecto de ley para reforzar los recursos para la investigación científica y tecnológica que se debate en el Senado esta semana, para entregar $10,000 millones de dólares a la NASA, dinero que probablemente terminaría por beneficiar a Blue Origin, una compañía que tiene su sede en el estado natal de Cantwell.

Sin embargo, la enmienda de Cantwell no es una apuesta segura: el senador Bernie Sanders presentó una enmienda de último minuto para eliminar la partida. “No tiene mucho sentido para mí que proporcionemos miles de millones de dólares a una empresa propiedad del tipo más rico de Estados Unidos”, dijo Sanders un día después.

La compañía espacial de Bezos compitió contra SpaceX por un contrato para llevar astronautas a la luna, los primeros viajes de este tipo desde 1972, pero perdió el proceso de licitación, pese a ofrecer el doble que SpaceX. La NASA anunció el premio a la empresa propiedad de Musk el mes pasado.

La medida de Cantwell no rescindiría la subvención a SpaceX, pero crearía un contrato adicional que la compañía de Bezos podría ganar. Una tercera empresa, Dynetics, también había hecho una oferta por el moonshot, pero la autora de la nueva enmienda ofreció pistas de qué empresa es probable que se beneficie.

Cantwell le dijo al administrador entrante de la NASA, el exsenador Bill Nelson, que estaba sorprendida por la forma en que se desarrolló la licitación, antes de presentar la legislación para agregar una nueva.

“Creo que debe haber varios contratistas en caso de que uno falle”, le dijo a Nelson en su audiencia de confirmación. “Y tiene que quedar claro que este proceso no puede ser redundante más adelante, tiene que ser ahora”.

La medida se adjuntó a la Endless Frontier Act como parte de la enmienda de un gerente y autoriza $10,032 millones hasta el año 2026 para el programa lunar. La autorización por sí sola no financia el programa y el Congreso aún necesitaría disponer de los fondos apropiados.

El proyecto de ley se encuentra actualmente en el Senado y cuenta con un amplio apoyo bipartidista. Una votación de procedimiento la semana pasada fue aprobada por un margen de 71-27 y los líderes demócratas del Senado esperan una votación el jueves para la aprobación final, después de lo cual tendría que pasar por la Cámara de Representantes.