Siete estados ofecerán beneficios adicionales de desempleo por $300 dólares

Otras entidades aún no se han comprometido a ofrecer el subsidio federal porque los funcionarios locales han externado preocupaciones legales, administrativas y de costos

Siete estados ofecerán beneficios adicionales de desempleo por $300 dólares
Una ayuda necesaria para millones de estadounidenses.
Foto: Thomas Breher / Pixabay

Los trabajadores en un puñado de estados podrán tener pronto un aumento de $300 dólares a la semana en sus beneficios de desempleo.

El gobierno federal ha aprobado fondos para siete estados: Arizona, Colorado, Iowa, Louisiana, Missouri, Nuevo México y Utah, para ofrecer el complemento de $300 dólares a los beneficios por desempleo, según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA,por sus siglas en inglés), que supervisa la asistencia.

La ayuda, que forma parte de una orden ejecutiva firmada recientemente por el presidente Donald Trump, llegará tras la finalización del subsidio federal de $600 dólares a la semana aprobado por el Congreso en marzo.

Otros estados aún no se han comprometido a ofrecer el subsidio federal de $300 dólares porque los funcionarios han externado preocupaciones legales, administrativas y de costos. Dakota del Sur, por ejemplo, no solicitará la asistencia, según la gobernadora Kristi Noem.

No está claro qué otros estados adicionales han solicitado la asistencia, pero aún no han recibido la aprobación. Un portavoz de FEMA se negó a comentar el tema. La agencia continuará actualizando su sitio web a medida que se aprueben estados adicionales.

¿Cuándo llegará el pago?

Los estados aprobados para la “asistencia de salarios perdidos” podrían potencialmente comenzar a pagar el subsidio federal de $300 dólares esta semana.

El financiamiento estará disponible en un día hábil una vez que la subvención federal sea aprobada y firmada por los estados, según un memorando emitido por FEMA sobre el programa. Los siete estados habían recibido la aprobación durante el fin de semana, informó la agencia. Sin embargo, los estados aún deben decidir cómo administrar los fondos y ajustar sus sistemas en consecuencia.

Al menos un estado estimó que pagará la ayuda, que es retroactiva al 1 de agosto, en menos de una semana a partir de la concesión de la subvención, según el memorando de la agencia. El memo no menciona el estado en cuestión.

La agencia estima que los estados podrían pagar la asistencia antes del 29 de agosto, en promedio. Pero probablemente llevará mucho más tiempo, quizás al menos hasta entrado septiembre, según los expertos en desempleo.

Por un lado, la ayuda no es técnicamente un seguro de desempleo. Eso significa que los funcionarios deben construir un sistema completamente nuevo que interactúe con el marco actual de desempleo.

Además, existen restricciones que pueden resultar complejas en relación con la administración. Las personas que reciben menos de $100 dólares a la semana en beneficios por desempleo no son elegibles para el subsidio federal de $300, por ejemplo. Eso podría omitir alrededor de 1 millón de personas o más, según algunas estimaciones. El suplemento se suma a la asistencia semanal que pagan los estados.

Los estados pagaron $308 dólares por semana, en promedio, en junio, según el Departamento de Trabajo. Algunos, como Louisiana y Mississippi, pagaron menos de 200 dólares.

Los estados aprobados para la financiación solo tienen la garantía de recibir tres semanas de asistencia federal, según el memorando de FEMA. Los primeros usuarios pueden obtener más que otros estados, dijeron los expertos.

Cualquier futuro acuerdo del Congreso sobre un suplemento federal por desempleo reemplazaría la “asistencia por pérdida de salarios”.