¿Sin trabajo a los 40 años? 5 recomendaciones para volver al mercado laboral

Aunque conoces mucho del entorno, es importante abrirte a otras circunstancias que hace años no eran tan habituales

Cuando acudas a una entrevista de trabajo, no comentes tu edad ni hagas alusión a esta porque sin duda puede ser perjudicial.
Cuando acudas a una entrevista de trabajo, no comentes tu edad ni hagas alusión a esta porque sin duda puede ser perjudicial.
Foto: Pixabay

Los procesos de selección evolucionan todo el tiempo, el mercado laboral es exigente y en ocasiones las personas mayores de 40 años que viven en desempleo no saben cómo salir adelante.

Por eso, si tienes conocimiento, red de contactos y mucho compromiso por encontrar la oportunidad que tanto necesitas, entonces sigue estas recomendaciones para poder conseguir tu objetivo dentro de poco.

1. Mantente activo en tus redes
Date de alta en portales de empleo, como Indeed, Glassdoor, LinkedIn y otros sitios especializados de empleo, crea un perfil de trabajo en formato digital y un currículum con impecable estructura donde destaques tu mayor talento. No olvides personalizarlo según la vacante a la que deseas aplicar.
personalízalo según la oferta de empleo a la que quieras postularte.

2. Enfatiza tus ganas de aprender
Sin importar cuántos años tienes, de vida y de experiencia laboral, menciona las ganas que tienes de aprender nuevas competencias con tus reclutadores, pues tu mayor aportación debe ser tu capacidad de adaptación a nuevos retos en esa empresa.

3. Busca empresas con tus valores
Conoce, infórmate, investiga todo lo necesario para conocer la empresa en donde deseas aplicar, sobre todo porque si sus valores y los tuyos encajan, entonces podría ser éxito garantizado. Aplicar empleo a una empresa a fin te permitirá practicar los valores que te hacen feliz al trabajar.

4. No menciones tu edad
Cuando acudas a una entrevista de trabajo, no comentes tu edad ni hagas alusión a esta porque sin duda puede ser perjudicial. No repases toda tu trayectoria laboral, que seguro es bastante sobrada, mejor enfócate en los empleos más relevantes que has tenido y que te sirven para el puesto que deseas obtener.

5. Adáptate al nuevo mercado laboral
Aunque conoces mucho del mundo laboral, es importante abrirte a otras circunstancias que hace años no eran tan habituales, como flexibilidad horaria, jerarquía, nuevas formas de organización o el salario.