Solicitudes de ayuda por desempleo se mantienen por arriba del millón por segunda semana consecutiva

Nueva Jersey y Florida registraron el mayor aumento de solicitudes iniciales en la semana que finalizó el 15 de agosto

Las solicitudes de desempleo se mantuvieron por arriba del millón.
Las solicitudes de desempleo se mantuvieron por arriba del millón.
Foto: ALEX EDELMAN / Getty Images

Las solicitudes de desempleo en Estados Unidos sumaron poco más de un millón durante la semana que terminó el 22 de agosto, frente a los 1.104 millones de la semana anterior, informó este jueves el Departamento de Trabajo.

Los economistas encuestados por Dow Jones esperaban que las solicitudes iniciales de desempleo llegaran al millón. Fue la segunda semana consecutiva que las nuevas solicitudes superaron el millón. Los pedidos de ayuda por desempleo cayeron por debajo de un millón la semana del 8 de agosto, cuando totalizaron 971.000.

“Los reclamos continuos continúan cayendo, pero aún indican un mercado laboral muy estresado”, dijo Jamie Cox, socio gerente de Harris Financial Group en Virginia. “Incluso una caída de un millón de personas en el número total de desempleados no es suficiente, hay mucho trabajo por hacer porque 14 millones de personas todavía reciben algún tipo de asistencia”.

Los reclamos continuos, que representan a quienes recibieron beneficios por desempleo durante al menos dos semanas seguidas, cayeron en 223,000 personas para la semana que finalizó el 15 de agosto y suman a 14,535 millones. Los datos sobre reclamos continuos se retrasaron una semana.

Nueva Jersey y Florida registraron el mayor aumento de solicitudes iniciales para la semana que finalizó el 15 de agosto, ya que aumentaron en más de 11,000 en ambos estados. Los reclamos iniciales en Nueva York y Texas aumentaron en más de 9,000 en cada estado.

El informe del jueves es una serie mixta de datos económicos. Los pedidos de bienes duraderos para julio aumentaron un 11.2% el mes pasado, mientras que la venta de viviendas nuevas aumentaron un 36% el mes pasado. Sin embargo, la confianza del consumidor cayó en agosto por segundo mes consecutivo.

Wall Street también está atento a los datos de desempleo, mientras los legisladores avanzan en un nuevo paquete de estímulo para el coronavirus.