Solicitudes iniciales por desempleo vuelven a crecer tras cuatro semanas a la baja

Cerca de 67 millones de estadounidenses, aproximadamente el 40% de la fuerza laboral del país, han solicitado ayuda desde que comenzaron los cierres por coronavirus a mediados de marzo

Solicitudes iniciales por desempleo vuelven a crecer tras cuatro semanas a la baja
La crsis ha dejado a millones de estadounidenses sin empleo y la ayuda no alcanza.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

La cantidad de estadounidenses que solicitaron beneficios iniciales por desempleo aumentó la semana pasada por primera vez desde principios de octubre. De acuerdo con datos del Departamento de Trabajo, 742,000 trabajadores buscaron ayuda la semana pasada, aproximadamente cuatro veces el nivel anterior a la crisis.

La estadística muestra un repunte con respecto a la cifra revisada de 711, 000 de la semana pasada y muy por encima de las 707,000 nuevas solicitudes previstas por los economistas de Refinitiv, lo que indica que los despidos volvieron a ser elevados, en un momento en el que los nuevos casos de coronavirus amenazan con descarrilar la recuperación de la economía, informó este jueves  Fox Business.

“El aumento de 31,000 solicitudes en el número de nuevos reclamos es preocupante”, dijo Mark Hamrick, analista económico senior de Bankrate.com. “Eso, combinado con el aumento de reclamos en el programa de Asistencia por Desempleo Pandémico, nos coloca en más de un millón de reclamos nuevos”.

Cerca de 67 millones de estadounidenses, aproximadamente el 40% de la fuerza laboral del país, han solicitado ayuda desde que comenzaron los cierres por coronavirus a mediados de marzo.

El número de personas que reciben prestaciones por desempleo se redujo a 6.37 millones, una disminución de alrededor de 429,000 trabajadores con respecto a la semana anterior. La disminución sugiere que los empleadores están recontratando de cara a la temporada de fiestas de fin de año.

Parte del descenso en los llamados reclamos continuos puede representar a trabajadores que han agotado la cantidad máxima de pagos disponibles a través de los programas estatales de desempleo y ahora reciben beneficios a través de un programa federal separado que extiende la ayuda por 13 semanas. El Congreso creó los beneficios federales adicionales a principios de este año con la aprobación de la Ley CARES.

Todavía hay aproximadamente 10.1 millones más de estadounidenses sin trabajo que en febrero, antes de que golpeara la pandemia.