Soy costurera: qué necesito para hacer mi trabajo independiente desde casa y cuánto se cobra en Estados Unidos

Inicia tu emprendimiento con todas las herramientas y permisos que requieres
Soy costurera: qué necesito para hacer mi trabajo independiente desde casa y cuánto se cobra en Estados Unidos
Para comenzar a montar tu emprendimiento debes tener más que tela, hilos y patrones para crear tus diseños.
Foto: Pixabay

La pandemia ha traído tiempos difíciles para las costureras, pero aunque parece un escenario económico difícil, este puede ser un buen momento para independizarte y empezar tu propio negocio con todas las de la ley.

Para comenzar a montar tu emprendimiento debes tener más que tela, hilos y patrones para crear tus diseños. Debes considerar algunos pasos como: identidad comercial, plan de negocios, solicitud de permisos, buscar el lugar para trabajar, conseguir las máquinas, hacer tu cartera de clientes y finalmente promocionar tu negocio.

 

Elige la entidad comercial

Ante que todo, define si serás único propietario o tendrás socios o serás una corporación. Elegir el esquema será importante porque cada uno tiene sus pro y sus contras, así como tarifas y consecuencias fiscales.

Plan de negocios

Como todos los planes, debe iniciar con un análisis de tu marcador local. Revisa tiendas y servicios similares, para que sepas el terreno en el que entras. Enumera y describe los tipos de servicios que tendrá tu emprendimiento, y calcula los costos del arranque de tu negocio. Incluye inversiones en máquinas de coser, hilos, patrones, equipos de informática o software necesarios para desempeñarte de manera profesional.

Solicitud de permisos

Protege tus inversiones y tu emprendimiento con todos los permisos y licencias en regla. En la mayor parte del país, los Estados solicitan a los negocios que se registren en su condado o Estado. Puedes seguir este enlace del Servicio de Impuestos Internos para consultar todos los detalles.

Por ejemplo, para Los Ángeles, California debes informar si planeas formar una corporación de responsabilidad limitada, una corporación o una sociedad en este enlance. Para Nueva York, sigue esta liga para más detalles sobre cómo obtener tu certificado comercial.

Si piensas trabajar desde tu casa, consulta con una aseguradora sobre una póliza adicional para proteger tu emprendimiento. No olvides el tema de los impuestos federales. Los nuevos empresarios deben considerar llevar de manera impecable el tema de los números.

Búsqueda de un lugar

Ya sea que decidas montar tu taller en la cochera de tu casa o busques una nueva ubicación, el lugar donde te establezcas determinará los impuestos, las leyes de zonificación y las regulaciones a las que estarás sujeta. En este enlace de la Administración de Pequeños Negocios puedes conocer más información sobre el estado, la ciudad y el barrio donde te establezcas y qué obligaciones deberás asumir.

Cartera de clientes

Pieza clave en la búsqueda de clientes será tu portafolio en línea o sitio web, en donde deberán estar tus mejores trabajos para que las personas conozcan tu calidad. Incluso puedes tomar fotos de tus mejores creaciones para darte promoción en redes sociales. Si quieres verte más profesional, podrías contratar a un experto para que lo haga por ti.

Promoción del negocio

Un primer paso para comenzar a darte publicidad tienen que ser dado primero hacia tus amigos, familiares y tus propias redes sociales. Aunque ellos no requieran tus servicios, pueden ayudarte a difundir tu emprendimiento y quizá sus conocidos sí te necesiten. Crea perfiles en Facebook o Instagram, o ve a la vieja usanza con volantes impresos que puedes entregar en tintorerías, tiendas de bodas y otros negocios locales de ropa.

Puedes conectarte con directorios online como Maker’s Row o A Better Lemonade Stand, que promocionan fabricantes del rubro de la moda. Incluso no olvides colocar tu negocio literalmente en el mapa de tu localidad. Usa el directorio de servicios comerciales de Google Maps para que puedas ganar reputación.

Decide tus costos

El rango de pago promedio para una costurera que trabaja desde casa varía muy poco, pero aunque esto sugiere menos oportunidades de avance, aún es posible aumentar el pago siempre que mejores tu ubicación y aumentes tus años de experiencia. El salario promedio anual de una costurera que trabaja desde casa en los Estados Unidos es de $58,158 al año. Es cuestión de que definas el tipo de trabajos que harás y cuándo podrías ganar.