Starbucks promete que para 2025 el 30% de sus ejecutivos pertenecerán a minorías

Como parte de su programa de inclusión, hace dos años la compañía cerró durante un día todos sus cafés en Estados Unidos para una jornada de capacitación destinada a erradicar los prejuicios raciales
Starbucks promete que para 2025 el 30% de sus ejecutivos pertenecerán a minorías
Starbucks se compromete cada día más con la inclusión.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Starbucks anunció este miércoles que para 2025 su objetivo es que los empleados que se identifiquen como afroamericano, indígenas o personas de color representen al menos el 30% de su personal en todos los niveles corporativos, desde gerentes hasta altos ejecutivos. La empresa establecerá objetivos anuales basados ​​en tasas de retención, informó una nota de CNBC.

La empresa comenzará un programa de mentores, vinculando la diversidad del equipo a la compensación ejecutiva como parte de un plan más amplio para intensificar su compromiso con la inclusión y convertirse en una empresa más diversa.

“Esperamos poder influir en otras empresas para que sigan nuestro liderazgo o se unan también”, dijo el director de operaciones, Roz Brewer.

Las protestas de este verano contra la desigualdad racial y la brutalidad policial, provocadas por las muertes de George Floyd y Breonna Taylor, empujaron a Corporate America a revisar sus deficiencias bajo el escrutinio de consumidores y activistas. Pero el cálculo de Starbucks contra los prejuicios raciales comenzó antes.

Hace más de dos años, la compañía cerró durante un día todos sus cafés en Estados Unidos para una jornada de capacitación destinada a erradicar los prejuicios raciales.

Un mes antes, en Filadelfia, la policía arrestó a dos hombres afroamericanos que esperaban que comenzara una reunión de negocios antes de ordenar algo. Uno de los hombres, Rashon Nelson, dijo que pidió usar el baño inmediatamente después de entrar al Starbucks, pero se lo negaron porque solo para clientes que pagaban. Un video del incidente se volvió viral en las redes sociales, lo que provocó boicots y una reevaluación interna de las políticas de la empresa.

A raíz del incidente, Starbucks también encargó una evaluación independiente de derechos civiles. El año pasado, la compañía contrató a Nzinga Shaw como su primer director global de inclusión y diversidad.

Entre los cambios que pronto llegarán a Starbucks se encuentra un programa de mentores cuyo objetivo es conectar a los empleados afroamericanos, indígenas o de color con líderes de alto nivel. En 2019, solo el 15% de los altos directivos de Starbucks eran personas de color. Aproximadamente el 46% de su fuerza laboral en general se identifica con una minoría.

Starbucks también planea asociarse con organizaciones profesionales que se enfocan en desarrollar líderes de minorías.

Además, la inclusión y la diversidad de los equipos ahora están ligadas a la compensación ejecutiva. La empresa planea establecer un consejo ejecutivo para ayudar a integrar la inclusión y la diversidad en toda la empresa y se unirá a la Junta de Acción de Diversidad de la Junta, que incluye empresas como Macy’s y Dow.

Todos estos cambios están destinados a promover la diversidad de la fuerza laboral de Starbucks. Más allá de que los afroamericanos representen el 30% de los empleados corporativos en todos los niveles, la empresa también tiene como objetivo que ocupen al menos el 40% de los puestos de venta minorista y de fabricación en todos los niveles para 2025.

La fundación de Starbucks también está aportando $1.5 millones de dólares en subvenciones vecinales y $5 millones de dólares en una iniciativa para apoyar a organizaciones sin fines de lucro que sirven a jóvenes de minorías.