¿Tan lindo como suena? Cómo es realmente trabajar en Nueva York

Si deseas muchas horas libres para atender otros negocios o pasatiempos, tal vez ésta no sea tu ciudad ideal

El 55.6% de los habitantes en Nueva York se trasladan todo el tiempo en transporte público, así que si odias los tumultos entonces esta podría no ser una actividad que vayas a disfrutar.
El 55.6% de los habitantes en Nueva York se trasladan todo el tiempo en transporte público, así que si odias los tumultos entonces esta podría no ser una actividad que vayas a disfrutar.
Foto: Pexels

Trabajar en Nueva York puede no ser como en las películas o en las series de televisión. En la Gran Manzana se respira la cultura laboral por todas partes, por lo que si te interesa mudarte a esa ciudad entonces debes saber algunos puntos clave.

De acuerdo a Smartasset, existen algunos consejos que necesitas conocer antes que quieras un empleo en esta ciudad, sobre todo para sobrevivir a las costumbres y a su estilo de vida.

1. Salarios altos, con costo de vida alto
Los trabajadores más calificados tienen los sueldos más caros en Nueva York en comparación a otras ciudades, pero de igual forma el costo de vivir en esa ciudad es igual de caro y por eso debes mantener tus finanzas siempre bajo control.

2. Se trabaja durante muchas horas
Los neoyorquinos tienden a trabajar más horas que la gente de otras ciudades. Si deseas muchas horas libres para atender otros negocios o pasatiempos, tal vez Nueva York no sea tu ciudad ideal.

3. Lo usual es viajar en transporte público
El 55.6% de los habitantes en Nueva York se trasladan todo el tiempo en transporte público, así que si odias los tumultos entonces esta podría no ser una actividad que vayas a disfrutar.

4. En Nueva York es caro ser padre
Esto aplica para quienes trabajan y tienen hijos, ya que los costos del cuidado infantil son más altos que en cualquier otra ciudad de Estados Unidos.

5. Es normal tener más de un trabajo
Muchos neoyorquinos tienen más de un trabajo para solventar sus gastos. Pero incluso se piensa que conseguir un segundo trabajo hace que sea más fácil vivir el sueño de Nueva York sin endeudarse.