Uber y DoorDash incrementan sus tarifas en California a pesar de beneficiarse con nueva ley

La Propuesta 22 reduce beneficios básicos de empleo garantizados en la ley estatal de trabajo AB-5

Tanto DoorDash como Uber le trasladaron a sus clientes los ajustes por la nueva legislación.
Tanto DoorDash como Uber le trasladaron a sus clientes los ajustes por la nueva legislación.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

Las empresas de transporte y entrega de alimentos a domicilio Uber y DoorDash incrementarán tarifas para sus consumidores en California en respuesta a la promulgación de una nueva ley estatal que entró en vigor esta semana y que cambia los beneficios garantizados para sus conductores de transporte compartido y a mensajeros.

Así, Uber adelantó que está introduciendo una nueva tarifa por compra que variará según la ubicación de los clientes y el tipo de servicio, en precios que irán de entre $0.30 centavos de dólar y $1.50 en lo que respecta a viajes y de entre $0.99 centavos de dólar y $2 para los repartos de su filial Uber Eats.

Por su parte, DoorDash incrementará sus precios de acuerdo al tipo de servicio, aunque pondrá a disposición de sus clientes ciertas promociones a través de DashPass y que puedan compensar en algo el aumento, según informó el portal especializado en finanzas Business Insider.

Te puede interesar:

·Los principales trucos de los supermercados para que gastes más

Este cambio beneficiará económicamente a las compañías encargadas de proporcionar este servicio; sin embargo, en el caso de Uber y DoorDash, el costo tendrá impacto en los clientes, ya que el alza tiene como finalidad contribuir a que se cubran los costos de ingresos mínimos, los gastos por milla y salud, así como un seguro de accidentes y otros beneficios que las empresas del ramo dedicado al transporte y entrega de alimentos deberán pagar a sus trabajadores afiliados.

En el marco de las elecciones de noviembre, la ciudadanía aprobó la Propuesta 22, la polémica ley en la que empresas como Uber, DoorDash, Lyft, Instacart, GrubHub y Postmates invirtieron más de $200 millones de dólares para lograr su aprobación a través de campañas.

La nueva legislación exime a estas compañías de proporcionar a sus conductores de transporte compartido y reparto de alimentos los beneficios básicos de empleo garantizados en la ley estatal de trabajo AB-5, por lo que niega algunas protecciones laborales a estos trabajadores.

Con la nueva ley, las empresas de transporte y entrega de alimentos se ahorrarán los costos laborales a los que se enfrentaban bajo la AB-5 y como muestra quedaron las ganancias en el valor del mercado por cerca de $13,000 mil millones de dólares tanto para Uber como para Lyft, una vez que se dio a conocer la aprobación de la Propuesta 22, bajo la cual, estas compañías están obligadas a proporcionar menos beneficios y a un costo menor bajo al que habrían tenido con la AB-5.