Un estudio del MIT asegura que afroamericanos en Estados Unidos pagan más para lograr ser dueños de una casa

Las desigualdades hacen imposible que los propietarios negros acumulen capital a través de la propiedad de una vivienda al mismo nivel que los hogares blancos

Un estudio del MIT asegura que afroamericanos en Estados Unidos pagan más para lograr ser dueños de una casa
La población afroamericana tiene menos posibilidades de hacer se una propiedad en Estados Unidos.
Foto: Michael A. McCoy / Getty Images

De acuerdo con una investigación del MIT (Instituto Tecnológico de Masaschusets), los afroamericanos pagan más que cualquier otro grupo por ser propietarios de una casa, publicó CNN Business.

Los propietarios negros pagan más en intereses hipotecarios, seguros hipotecarios e impuestos a la propiedad que otros, según el paper de Edward Golding, director ejecutivo del MIT Golub Center for Finance and Policy, y Michelle Aronowitz y Jung Hyun Choi, los coautores.

Las diferencias en los pagos de intereses hipotecarios ascienden a $743 dólares al año; las primas del seguro hipotecario llegan a $550 dólares, y los impuestos a la propiedad son aproximadamente $390 dólares superiores. En conjunto, esto da como resultado $67,320 dólares menos en ahorros de jubilación para los propietarios de viviendas negros cuando invierten durante 30 años, según el documento.

Estas desigualdades hacen imposible que los propietarios negros acumulen capital a través de la propiedad de una vivienda al mismo nivel que los hogares blancos, dijo Golding, quien fue jefe de la Administración Federal de Vivienda de 2015 a 2017.

“Las pequeñas diferencias se acumulan durante la vida de la hipoteca y durante la propiedad de la vivienda. Incluso si son unos pocos cientos de dólares al año, esto puede equivaler a un año de salario que las familias afroamericanas dejan de percibir”, añadió Golding.

Los riesgos

Los prestamistas hipotecarios utilizan un sistema de préstamos basado en el riesgo, que les cobra a los prestatarios que tienen menos dinero para un pago inicial o un puntaje crediticio más bajo. Esto ha perjudicado de manera desproporcionada a los propietarios afroamericanos, encontraron los investigadores.

Debido a las políticas y prácticas discriminatorias del pasado, los propietarios afroamericanos tienen, en promedio, puntajes de crédito más bajos y menos ahorros disponibles para pagos iniciales, muestra la investigación.

Las tasas hipotecarias están ahora en mínimos históricos, pero muchas familias afroamericanas no pueden acceder a ells porque están reservadas para aquellos con los puntajes crediticios más altos y que pueden proporcionar un pago inicial del 20%.

“Si bien los costos hipotecarios están determinados por los mercados, hay una gran cantidad de políticas públicas que influyen en estas tasas, especialmente en lo que afecta a las personas de color. Podemos y debemos abordar estos problemas para comenzar a eliminar la gran brecha de riqueza entre los propietarios de viviendas negros y blancos que creamos a través de nuestro sistema hipotecario actual”.

Además de los precios basados ​​en el riesgo para las hipotecas, los investigadores encontraron que la disponibilidad limitada de asistencia familiar con los pagos iniciales y la forma en que se evalúan los impuestos a la propiedad son “factores importantes y calculables que impulsan el mayor costo de la propiedad de vivienda para los afroamericanos”.

Los investigadores sugieren que hay formas de cambiar algunas disparidades. Por ejemplo, el riesgo podría agruparse y fijarse de manera uniforme en todas las hipotecas. Por otra parte, los créditos fiscales para los propietarios de vivienda podrían utilizarse como pago inicial para reducir el efecto de los precios basados ​​en el riesgo. Otra opción es un programa de seguro respaldado por el gobierno que cubriría los pagos de la hipoteca de una persona en caso de desempleo o discapacidad.

Los hogares negros también están perdiendo oportunidades para refinanciar sus hipotecas a tasas más bajas, según el informe. El documento estima que la falta de oportunidades de refinanciamiento da como resultado que los propietarios negros paguen $475 dólares por año más que los propietarios blancos, lo que resulta en una diferencia de ahorros acumulados para la jubilación de casi $20,000 dólares.

Existen ciertos impedimentos para el refinanciamiento que impactan de manera desproporcionada a los propietarios de viviendas afroamericanos, incluido un monto de préstamo alto en comparación con el valor de la vivienda, puntajes crediticios bajos y problemas de empleo, dijo Golding. Y algunos prestamistas no están interesados ​​en refinanciar préstamos con saldos más bajos debido a los costos fijos del refinanciamiento, agregó.