Un método eficaz para liquidar deudas: la bola de nieve

Si ganas $3,000 al mes y dedicas más de $1,200 a pagar deudas, estás en problemas. Sigue estos 4 pasos para eliminar lo que debes cuanto antes

Muchas personas suelen preguntarme si las deudas son malas. Es una cuestión interesante que no se debe resolver con un simple sí o no. Mi consejo es claro: el verdadero problema con las deudas es no saber controlarlas. Porque un día, sin darnos cuenta, todo lo que trabajamos e ingresamos a nuestras cuentas se va en pagar tarjetas de crédito, hipoteca, deuda de un carro, préstamos, intereses y un infinito etcétera. Por lo que el dinero deja de ser nuestro.

Hoy en día, tener deudas se ha convertido en un problema colectivo. Es tiempo de identificar si eres parte de la estadística: según un estudio de The Wall Street Journal, las familias estadounidenses que ganan entre $50 mil y $100 mil anuales han aumentado su deuda en 33% en los últimos 12 años. ¿Cómo saber si nos estamos endeudando demasiado? La regla es simple: si el 40% o más de tus ingresos se van a pagar deudas, definitivamente estás en un problema que debes de resolver cuanto antes.

Es decir, en un caso hipotético, si ganas $3,000 al mes y de esos usaras $1,200 o más para pagar tarjetas, préstamos y demás, entonces estás en aprietos.

Para todas aquellas personas que se encuentren en una situación así, les traigo 4 pasos que les pueden ayudar a liquidar sus deudas. Este método es conocido como “bola de nieve”. Pero, antes de verlos les recuerdo que es muy importante tener un ahorro de por lo menos $1,000 para en caso de emergencias. Así que, para cualquier cosa, ya sabes que tienes ese colchón que te puede sacar de apuros.

Paso 1. Enlistar tus deudas de la más pequeña a la más grande

Lo primero es conocer la realidad. Si no sabemos a ciencia exacta cuánto debemos, no podemos enfrentar el problema. Y, como en cualquier entrenamiento, vamos cumpliendo con las metas más realistas para ir subiendo poco a poco de nivel.

Como en un maratón, lo más importante es correr la primera o dos millas. Porque eso nos confirma que somos capaces de lograrlo. Y, una vez que cumplimos la primera meta, nos vamos por las cinco o diez millas. Así, hasta lograr nuestro objetivo.

Pongamos un ejemplo con tres deudas:
· $500 de gastos médicos que pagas a 10 meses: $50 cada mes.
· $2,500 de la tarjeta de crédito que pagas a 25 meses: $100 cada mes.
· $7 mil del préstamo para el carro que pagas a 35 meses: $200 cada mes.

Así, en total, cada mes pagas $350 en deudas. Veamos cómo resolverlo.

Paso 2. Paga tu deuda más pequeña y el mínimo en las demás

Si abonas $50 al mes para pagar tu deuda más pequeña, ¿por qué no mejor nos apretamos un poco el bolsillo y la liquidamos más rápido? Por algunos meses de perdernos de algunos gustos, ganaremos mucho más en tranquilidad y mejoraremos nuestra administración. Y, si de plano no alcanza, siempre está la opción de buscar un trabajo temporal o un proyecto en donde lo que ingresemos se vaya directamente a pagar la deuda. No es el objetivo matarnos trabajando, sino hacerlo por la motivación principal: dejar de pagar intereses, que a fin de cuentas es tu dinero tirado a la basura.

Sigamos con el ejemplo anterior. Supongamos que logras hacer recortes por $300 al mes o consigues ese ingreso extra:
· Si tu deuda de gastos médicos es de $500, en un mes podrás hacer un pago de $350 ($300 extras, más los $50 que abonas mensualmente). Así, en dos meses lograste liquidar esa deuda.
· Mientras tanto, sigues abonando el mínimo a las demás.

Recuerda que esto es una carrera para la que tenemos que hacer sacrificios y, sobre todo, trabajar nuestra disciplina. La idea es que estés más sano de tus finanzas. Así, como si corrieras un maratón. Hay que cambiar el chip.

3. Aplica los mismos pasos en la próxima deuda

Si ya lograste saldar la primera deuda, sigue con la próxima. Es la misma lógica:
· Toca cubrir los $2,500 de la tarjeta, a los que abonabas $100. Ahora debes sumar los $300 extra más los $50 que dejaste de pagar de los gastos médicos. Así, tienes $450.
· En menos de 6 meses lograrás pagar la deuda.

4. Sigue así hasta liquidar todo

Cuando dudes de tu capacidad, recuerda que ya lograste saldar $500 y luego $2,500… Y que todo el dinero que se te iba en pagar esas deudas ahora es dinero extra para tu ahorro.

¿Ya entendiste por qué este método se denomina “bola de nieve”? Ahora lo único que se opone a que lo logres liquidar tus deudas es tu fuerza de voluntad y hábitos financieros. Si necesitas ayuda baja la app Finhabits.