Veinte toneladas de carne contaminada con E. Coli comienzan a ser retiradas del mercado

La bacteria E. coli puede provocar deshidratación, diarrea con sangre y cólicos abdominales, en casos graves, la muerte

Veinte toneladas de carne contaminada con E. Coli comienzan a ser retiradas del mercado
La carne contaminada fue distribuida a lo largo de todo el país.
Foto: Brent Stirton / Getty Images

Lakeside Refrigerated Services ha comenzado a retirar del mercado aproximadamente unas 20 toneladas de productos de carne molida cruda que podrían estar contaminados con E. coli, informó el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

La empresa basada en Swedesboro, Nueva Jersey, informó que ese lote de carne comenzó a ser distribuido el 1 de junio de 2020.

El Departamento de Agricultura determinó que el producto identificado con el código EST 46841 que se distribuyó en diversos establecimientos minoristas, entre ellos Walmart, debería ser retirado del mercado debido a la situación de peligro para la salud que conlleva su consumo.

El Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria indicó que los 19 mil kilos de carne molida probablemente contaminados con la cepa Escherichia coli O157: H57 se vendieron a través de las marcas Thomas Farms y Marketside Butcher.

El problema se descubrió durante las pruebas de rutina, sin embargo, no se han confirmado reacciones adversas por el consumo de los siguientes productos:

Pasteles de carne de 1 libra con lote P-53934-28
Envases al vacío de 1 libra código de lote P-53298-82
Empanadas de carne de vacuno de 4 libras con lote P-53937-45
Pasteles de carne de vacuno de un cuarto de libra con lote P-53944-10
Pasteles de carne de vacuno de un cuarto de libra con lote P-53935-25
Carne fresca de vacuno de una libra con lote P-53930-18

La bacteria E. coli puede provocar deshidratación, diarrea con sangre y cólicos abdominales, pero en los casos graves podría ocasionar insuficiencia renal y la muerte de los pacientes.

La FSIS ha recomendado a los consumidores que si detectan estos productos los desechen o los regresen a la tienda donde los adquirieron.