Winn Dixie no pedirá a sus clientes el uso de mascarilla

La cadena minorista busca evitar las fricciones entre clientes y empleados

Winn Dixie no pedirá a sus clientes el uso de mascarilla
Winn Dixie tiene cientos de sucursales en el sur de Estados Unidos.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

En un país pen el que grandes cadenas de tiendas han pedido a sus clientes usar mascarillas cubrebocas para evitar contagios de coronavirus, Winn Dixie no lo hará.

Un portavoz de la empresa dijo que no es obligatorio cubrirse la cara durante la pandemia, esto para evitar “fricciones indebidas” entre clientes y empleados.

“Alentamos encarecidamente a los funcionarios estatales a liderar el camino en la regulación de este tipo de mandatos de seguridad”, dijo Joe Caldwell, director de comunicaciones corporativas de Southeastern Grocers en un comunicado enviado a USA Today.

Winn Dixie, que tiene cientos de ubicaciones en los estados del sur, está “permitiendo que sus clientes usen máscaras faciales” en lugar de exigirlas.

“Continuaremos refinando nuestros procesos y protocolos en nuestras tiendas, con la salud y la seguridad como nuestra guía, siempre y cuando esta pandemia siga siendo una amenaza”, dice el sitio web.

Al igual que muchas otras tiendas de comestibles, Winn Dixie ha instalado calcomanías de piso y micas de plexiglás en los mostradores para alentar la seguridad y el distanciamiento social.

Pero en redes sociales hay sentimientos encontrados sobre la situación de la mascarilla. Algunos elogian al supermercado por darle una opción a los clientes, mientras que otros dicen que no es necesario arriesgarse con máscaras.

“¡Gracias #WinnDixie por ofrecer a los adultos un lugar para comprar sin usar una máscara! ¡Esto es América! ¡Deberíamos tener libertad! Tengo una afección médica que me impide usar una máscara”, dijo el usuario de Twitter @Shariafighter.

Otra persona tuiteó: “No haremos compras en su tienda. Disfrute de su especial Grim Reaper”.

El hecho de que las mascarillas no sean obligatorias llega en un momento en que un número cada vez mayor de minoristas agregan requisitos de seguridad para que los clientes y los trabajadores puedan frenar la propagación del virus.

Walmart, Target, CVS, Walgreens y Kroger son los minoristas más grandes que exigieron el suo de cubrebocas en las tiendas de todo el país, en medio de un debate que continúa provocando enfrentamientos entre los compradores.