10 consejos para ahorrar en tus compras del supermercado

Planificación de la compra y la información son clave para que rinda mejor el dinero

En la parte baja de los anaqueles suele haber productos más baratos.
En la parte baja de los anaqueles suele haber productos más baratos.
Foto: Oleg Magni / Pexels

La visita al supermercado resulta un trámite impostergable al menos un par de veces al mes, y a pesar de lo cotidiano que se vuelve este ejercicio, es solo a base de la experiencia que de a poco se va encontrando el aprendizaje para comprar a un mejor precio y ahorrar en cada viaje a la tienda; sin embargo, hay una serie de elementos a considerar que pueden enriquecer tu conocimiento para que el dinero te pueda rendir más, por lo que te dejamos estos 10 consejos para tomar en cuenta al momento de hacer tus compras.

1. Hacer una lista

Ya sea a la forma tradicional con papel y pluma o apoyado con las nuevas tecnologías a través de aplicaciones que te facilitan la tarea, es primordial llegar a la compra con una lista razonada y que limite adquirir cosas por impulso que no necesariamente sean primordiales en ese momento.

2. Presentación adecuada

No te dejes llevar por alguna oferta que te invite a comprar presentaciones más grandes de los productos, en especial si es algo que no necesitas en ese momento, por lo que gastamos de más. La mejor práctica es obtener el precio por unidad de medida (con el apoyo de una calculadora) y con base en eso hacer la decisión de compra.

3. Reducir alimentos preparados

Estudios reportan que más del 25% del presupuesto familiar en comida es destinado a comidas fáciles de preparar y/o para llevar, productos que suelen ser más caros y se incrementan a mayor velocidad respecto al resto de los artículos, por lo que si el objetivo es economizar, habrá que dedicarle más tiempo a la preparación de nuestros alimentos.

4. Día de la semana

Según los reportes de los hábitos de consumo en los supermercados, el mejor momento para ir de compras es el miércoles por la noche, ya que las tiendas tienen menos gente, ocupas menos tiempo en la compra y es el día en que comienzan las principales ofertas de la semana.

5. Moderar las visitas

Entre más viajes hagas a la tienda, más dinero estarás gastando. Se calcula que la familia promedio en los Estados Unidos consume $136 dólares a la semana, cifra que puede incluso superar los $200 dólares cuando hay niños, así que optimizando las visitas al supermercado, se reduce la opción de comprar cosas innecesarias.

6. Compras en solitario

Ir a la compra de la despensa en el supermercado solo es más productivo en cuanto a tiempo y con menos gasto de por medio, se calcula que el 65% de las cosas que se adquieren no son planificadas cuando se asiste en compañía de alguien más, así que hay menos margen a la distracción.

7. Mercancía de temporada

En particular con las frutas, los productos cultivados localmente y que son característicos de la época del año, resultan más económicas respecto a otra temporada, así que ir adecuando las compras según los precios de este tipo de alimentos resulta una opción para el ahorro.

8. Busca bien en los pasillos

Los productos más costosos suelen estar colocados en los anaqueles de los supermercados a la altura de los ojos, por lo que nunca está de más echar un vistazo más abajo o arriba, lo más probable es que encontremos un artículo similar a menor precio.

9. Revisa los folletos

Antes de planificar tu visita a la tienda, es recomendable que se lea el catálogo semanal de ofertas con el objetivo de identificar aquellos productos en los que podremos tener un mayor ahorro, de ser posible, hacer un comparativo con la competencia. El portal sundaysaver.com sube los folletos semanales de las principales cadenas de supermercados.

10. No te cases con una marca

Hay muchos artículos de la misma calidad y con un costo de entre 15 y 30% menor entre las llamadas marcas de tienda con respecto a las conocidas como de fábrica. Hay cadenas como Costco y Target que poseen productos propios de alta calidad.