10 consejos para hacer que los clientes de un restaurante te dejen jugosas propinas

Conoce algunas estrategias con las que un camarero obtiene buenas ganancias de la gratitud de sus clientes

10 consejos para hacer que los clientes de un restaurante te dejen jugosas propinas
Alabar a la gente hace que se sienta bien, esta herramienta podría funcionar con tu próximo cliente.
Foto: Pexels

Para un camarero, la propina forma parte de sus ingresos y puede representar una suma considerable. Pero muy pocos camareros saben cómo pueden lograr una mayor propina de los clientes. Pues en este artículo te vamos a compartir algunos consejos prácticos sobre cómo conseguir una buena propina.

Existen algunas técnicas sencillas y muy efectivas para que un mesero reciba propinas muy generosas, pues aunque a veces el sueldo es medianamente bueno, usualmente un camarero obtiene buenas ganancias de la gratitud de sus clientes.

Si tienes un empleo en un restaurante, entonces practica estos secretos de la psicología de los clientes que compartió la escuela de ventas, Axioma, para que puedas aspirar a propinas sustanciosas. Trata de ser siempre amable, pero aplica estos tips extra para que las propinas sean más interesantes.

Cuida mucho tu imagen
En general, la gente responde mejor ante una persona atractiva. En concreto, los hombres, y en menor medida las mujeres, valoran mucho el atractivo en el sexo opuesto. Por eso seguro que no te sorprende saber que las camareras atractivas obtienen mejores propinas que las menos agraciadas, independientemente del nivel de atención a los clientes. El fenómeno también se produce en los camareros, pero es mucho más débil.

Lleva algo poco común
Aunque, en general, los camareros tienen que llevar uniforme, muchos añaden un toque personal a su atuendo, ya sea algún complemento de ropa, una joya o un adorno, para que los clientes se fijen más en ellos. De esta manera el camarero pasa a ser una persona, en lugar de ser un rostro anónimo.

Ponte en cuclillas
La mayoría de los camareros se mantienen de pie para atender a los clientes, que suelen estar sentados. Sin embargo, algunos camareros se acuclillan junto a la mesa cuando toman nota de lo que quieren los clientes. Ponerse en cuclillas tiene varias ventajas: acerca la postura del camarero a la que en ese momento adopta el cliente, sitúa los ojos del camarero a la altura del cliente, lo que facilita el contacto visual, y acerca la cara del camarero a la del cliente.

Permanece cerca de los clientes
Aunque en tu caso no sea factible ponerte en cuclillas, siempre puedes obtener mejores propinas manteniéndote cerca de de los clientes, aunque estés de pie.
La cercanía indica que alguien te gusta. Además, hay estudios que demuestran que la gente accede a hacer pequeños favores más fácilmente cuando estás cerca de la persona que cuando estás situado más lejos. Por eso es muy probable que mantenerse cerca de los clientes genere más propinas.

Toca ligeramente a los clientes
Tocar a alguien es un comportamiento que transmite, entre otras muchas cosas, sensaciones de afecto, aprecio o apoyo. Dependiendo del contexto, el significado del contacto físico puede variar. En una relación de negocios, tocar ligeramente a los clientes se ha demostrado que hace que los clientes permanezcan más tiempo en una tienda, que compren más cosas y que tengan una mejor opinión de la tienda en general. También se ha comprobado que tocar ligeramente a alguien te hace más persuasivo.

Alaba la elección de los clientes
Alabar a la gente hace que se siente bien. Además, en general a las personas les caen bien los que les halagan. También se ha comprobado que mediante los halagos podemos hacer que los demás nos hagan los pequeños favores que les pidamos. Esto sugiere que es también muy probable que halagar a los clientes les haga más generosos a la hora de soltar la propina al camarero.

Predice buen tiempo
El buen tiempo pone a la gente de buen humor, y los clientes que están de buen humor dejan más propina que los que están de mal humor. Incluso la perspectiva del buen tiempo al día siguiente eleva el ánimo de la gente. Esto sugiere que los camareros que viven en sitios donde el tiempo es muy variable, como ocurre en el norte de España, pueden conseguir una mayor propina diciendo a los clientes que se acerca el buen tiempo.

Escribe “Gracias” en el reverso de la cuenta del cliente
Algunos camareros escriben la palabra «Gracias» y firman con su nombre en el reverso de la cuenta del cliente. Estas expresiones de gratitud pueden incrementar la percepción que tiene el cliente de la amabilidad del camarero, lo que a su vez posiblemente incremente la propina que deja, ya que los clientes tienden a dejar más propina a los camareros que han sido especialmente amables.

Llama a los clientes por su nombre
Llamar a alguien por su nombre indica que consideras que es algo importante para ti. La mayoría de la gente le halaga que lo hagas y les agrada. Por lo tanto, si lo hace el camarero puede que los clientes le dejen una propina mayor.

Dale un caramelo al cliente con la cuenta
Las personas se sienten obligadas a actuar de manera recíproca cuando reciben un regalo de alguien. Los camareros se pueden beneficiar de esta tendencia dando a los clientes unos caramelos cuando les llevan la cuenta. Es muy probable que el cliente se sienta obligado a corresponder al regalo dejando una mayor propina al camarero.