10 errores más comunes a la hora de realizar un presupuesto que te pueden dejar sin dinero

Mejora tu forma de presupuestar lo más pronto posible para mejorar tus finanzas

10 errores más comunes a la hora de realizar un presupuesto que te pueden dejar sin dinero
Ajustar tu presupuesto es necesario, pero tampoco debes llevar tu proceso al extremo.
Foto: Steve Buissinne / Pixabay

En Solo Dinero hemos resaltado lo importante que es realizar un presupuesto, más en tiempos de crisis como con la actual pandemia de coronavirus. Sin embargo, aunque es natural que vayas puliendo la manera de llevar tus gastos mensuales con el pasar del tiempo, va a ser más fácil para ti llevar este seguimiento si evitas los 10 errores más comunes a la hora de presupuestar y que, al contrario del objetivo que significa registrar tus ingresos y compras, pueden dejarte sin dinero para las cosas importantes.

10. Presupuestar sobre ingresos brutos

Los ingresos brutos son aquellos que hacen más abultadas tus ganancias. Puedes ganar $50,000 dólares al año, pero a esa cifra debes restarle impuestos, seguro médico, contribuciones a la jubilación y otro tipo de deducciones de nómina que dejarían tu salario neto. Esta cantidad es en la que deberías basar tu presupuesto.

9. Nunca actualizar las cifras

Si has estado presupuestando tus gastos y te percatas que antes te funcionaba y ahora no, es posible que no hayas actualizado los precios de tus compras. Es posible que tus ingresos hayan aumentado año con año, pero asimismo el precio de los artículos y servicios también tienen sus propios incrementos que podrían desajustar tu presupuesto.

8. Tenes muchas cuentas financieras

La experta en finanzas y ahorro de dinero, Andrea Woroch, asegura que “con tantas tarjetas de tiendas y tarjetas de crédito, no podrás realizar un seguimiento de los gastos ni mantenerte al tanto de los pagos, lo que puede provocar desastres costosos, incluidos daños en la puntuación de crédito, cargos por mora, saldos rotatorios y gastos excesivos”.

7. Ser poco realista

Llevar un presupuesto es para mejorar tus finanzas, pero tampoco debe ganarte la impaciencia ni tampoco tener estándares demasiado altos. Uno de los más grandes errores es pensar que algunas cosas no esenciales te van a alcanzar con tu bajo presupuesto y decides robar fondos de lugares más primordiales por tratar de cumplir con tu vida elegida. Lo principal del presupuesto es lo que te permite vivir, por lo que si no te alcanza para otras cosas como vacaciones, debes asumirlo y esperar adecuarte de mejor manera hasta que lo puedas integrar.

6. No contemplar opciones baratas

Es necesario hacer esto para todos los rubros, pero erróneamente pensamos que en gastos primordiales como el pago de servicios públicos son presupuestos inamovibles. Falso. Es importante que investigues nuevos proveedores que te cobren menos o consultar a un especialista que te dé alternativas de ahorro o te indique si eres elegible para descuentos y promociones especiales.

5. Olvidar y no ajustar gastos variables

Así como en el año puede haber aumentos para tus rubros importantes, también lo hay para tus gastos irregulares. Este es uno de los pasos más difíciles para muchas personas porque renunciar de tajo a aquellos rubros innecesarios en los que más gastas como salir a comer todos los días laborales en vez de prepararte alimentos y llevarlos a tu trabajo, puede requerir de mucha disciplina. No olvides contemplar estos gastos, pero sobre todo, trata de ajustar la cartera poco a poco hasta que se te haga un hábito haberlos suplido o eliminado por completo.

4. Privarte de la diversión

Tal como lo menciona GOBankingRates, ponerte serio con tu dinero y gastar menos no tiene por qué significar quedarte en casa aburrido. Dentro de tu presupuesto debes contemplar este rubro sí o sí para evitar desequilibrios en áreas importantes. También debes ser responsable con cuánto dinero envías a esta sección, no puede ser más grande que el dinero que dispones para tus necesidades básicas.

3. Robar dinero de otros fondos

Sumado al punto anterior, requieres de disciplina para seguir al pie de la letra tu presupuesto. Si bien hacer una previsión de tus gastos desde antes para indicar cuánto dispones para cada uno no es sinónimo de encadenarte, debes ser flexible; tampoco es buena idea estar quitando dinero de tus rubros necesarios por cubrir aquellos que van dedicados a la diversión. Tu prioridad siempre deben ser tus gastos básicos, aquellos que requieres para vivir.

2. Olvidar los ahorros

Llevar a cabo un presupuesto, como se dijo al principio del artículo, es para mejorar las finanzas de las personas, y para que eso suceda es necesario contemplar los ahorros. Contribuciones a la jubilación y a un fondo de emergencia deben ser primordiales dentro del presupuesto, junto con los gastos necesarios y las deudas. Los novatos suelen cometer el error de contemplar sólo pagos y pagos sin ver mejoría en su economía. He aquí la clave.

1. Pensar que no necesitas de un presupuesto

Todos deseamos mejorar y cambiar hábitos insanos de consumo, pero de pronto tememos al proceso y lo postergamos. Pensar que no necesitas un presupuesto para mejorar tus finanzas es un error si ni siquiera lo intentas. Verás que registrar tus gastos y ser consciente de ellos te va a permitir hacer los ajustes necesarios más fácil que si no lo realizas.

También te puede interesar: