3 consejos para arrancar con éxito un negocio de medio tiempo con poco dinero

Justo hoy puede ser el día para crecer y progresar en ese negocio que tanto has deseado

3 consejos para arrancar con éxito un negocio de medio tiempo con poco dinero
Si planeas producir un lote de camisetas gráficas, toma los pedidos por adelantado primero. Calcula los intereses, toma pedidos y luego usa ese efectivo para cubrir el costo de producción.
Foto: Pixabay

En estos momentos nadie la pasa bien en el plano económico, sabemos que tal vez llevas mucho deseando comenzar tu propio negocio de medio tiempo pero no te atreves por el miedo al fracaso. Es comprensible esta preocupación, pero si tal vez culpas a la falta de dinero, déjame decirte que seguramente se trata de tu mentalidad y por eso te vamos a dar algunos consejos para alejar la inseguridad.

Expertos consideran que si estás convencido en que no podrás arrancar tu negocio, no habrá cifra monetaria que te ayude a tener éxito. Empieza cambiando tus pensamientos para avanzar y crear algo grandioso, justo ahora que el mundo necesita de personas creativas para triunfar. Aquí te decimos cómo.

1. No lo hagas solo

No importa cuán hábil, confiado, capaz y fabuloso puedas ser, tu empuje personal nunca alcanzará su máximo potencial si insistes en hacer todo por ti mismo. Comienza a aprovechar la experiencia, las conexiones y los comentarios de otras personas incluso antes de lanzar. Platica con expertos locales, esos que han triunfado en tu área de interés y pregunta todo lo que deseas saber para que armes un perfecto plan de negocios que te ayude a despegar.

Otras personas y empresas también pueden tener recursos que puedes aprovechar para comenzar tu negocio por menos dinero. Si no tiene el capital para contratar a alguien para crear una aplicación, asóciate con un ingeniero y construyan juntos. Busca formas creativas de ofrecer a las personas escenarios de beneficio mutuo que no impliquen una gran compensación monetaria.

2. Primero crea demanda 

Muchas empresas nuevas operan según la filosofía: “Si lo construyes, vendrán”. Sueñan con el producto, lo diseñan, lo fabrican y luego se ponen a trabajar para venderlo.

La recomendación es tomar el enfoque opuesto. Antes de gastar un centavo, comienza a aumentar el interés. Si estás pensando en lanzar una compañía de jugos, pregúntale a todos tus conocidos si estarían interesados en hacer una dieta de jugos. Si planeas producir un lote de camisetas gráficas, toma los pedidos por adelantado primero. Calcula los intereses, toma pedidos y luego usa ese efectivo para cubrir el costo de producción.

Una vez que tengas los productos, sal y obtén clientes. Ofrece descuentos o muestras gratis para que las personas puedan ver por sí mismos cuán increíbles son tus productos. Te darán impulso, testimonios, referencias y, con suerte, clientes leales.

3. Sueña en grande, comienza en pequeño

Tu potencial es absolutamente ilimitado y va a requerir de mucho trabajo duro.

No disminuyas tus sueños en nombre de la realidad. Sueña en grande, pero sé paciente mientras buscas alcanzar tus objetivos. No renuncies a tu trabajo diario el día en que inicies tu sitio web; esto te pondrá bajo demasiada presión emocional y financiera. Comienza pequeño y crece a lo grande. Considera crear un producto online primero para reducir los costos de arranque. Si tu producto o servicio no se traduce virtualmente, comienza localmente. Tienes mucho tiempo para crecer y progresar: comenzar de a poco le da a tu negocio una mejor oportunidad de éxito.