3 sencillos consejos para hacer rendir tu dinero

Con estas tres reglas básicas lograrás la estabilidad económica de forma sencilla

3 sencillos consejos para hacer rendir tu dinero
Primera regla y la más importante: trata de gastar menos de lo que ingresas.
Foto: Shutterstock

Una de mis principales motivaciones para fundar Finhabits fue apoyar a la comunidad latina a mejorar sus hábitos financieros. La comunidad latina se compone de gente muy trabajadora pero muchas veces, por desconocimiento o porque simplemente no estamos en esa cultura, perdemos oportunidades para que nuestro dinero crezca.

Así, en esta ocasión, quisiera compartir tres hábitos financieros que a mí y a muchas otras personas nos han ayudado a tener estabilidad económica. Y no solo eso, sino que con estos hábitos hemos puesto a trabajar a nuestro dinero para lograr nuestros sueños y darle una mejor vida a nuestras familias.

1. No gastes más de lo que ganas

Una regla fundamental en finanzas: si gastas más del dinero que recibes, lo único que generamos es deuda. Esto se resuelve con una herramienta simple: un presupuesto que ayude a controlar nuestros gastos. Si vas a comenzar un presupuesto desde el inicio, mi recomendación es revisar tus gastos de seis meses anteriores, así como algunos otros puntos a considerar.

Estos son los mejores pasos para lograr un presupuesto eficiente:

A. Anota cuánto ganas al mes. Todo tipo de ingresos: sueldo, comisiones, bonos, mesadas, todo.
B. Haz dos listas: en una coloca los gastos fijos (vivienda, seguro, luz, agua, comida); en la otra, coloca los gastos variables (entretenimiento, restaurantes, ropa, viajes).
C. Haz la suma de ambas columnas. Un ejemplo hipotético: $60 de gastos fijos más $40 de gastos variables. Da un total de $100. A ese total, réstale tus ingresos. Si tus ingresos son de $90, tendrás números negativos y por lo tanto una deuda de $10 cada mes. Pero, si tus ingresos son de $110, tienes un extra: un ahorro que te puede ayudar a muchas cosas.

Lo importante aquí es reconocer cómo están tus números y, si tienes negativos, hacer algo al respecto. Hay dos opciones: 1) ganar más dinero (puedes pedir un aumento o generar ingresos por otro medio, aunque hay que reconocer que esto es difícil); 2) recortar gastos. Y ahí tienes la columna de gastos variables, por lo que es sencillo ver en qué se va más dinero y qué es lo que no necesitas tanto.

2. Crea un fondo para emergencia

Conforme comenzamos a trabajar y a cubrir nuestras necesidades, lo siguiente es mantener la estabilidad. Así, una vez que cumplimos el primer hábito, el consejo más inteligente es ahorrar lo que nos sobre.

Vivir sin algún respaldo de dinero puede ser muy peligroso. Ya lo hemos visto con la crisis del COVID-19. Los fondos de ahorro abonan a nuestra tranquilidad emocional, reducen el estrés y darán certeza a nuestra familia ante cualquier circunstancia imprevista: un dinero guardado nos quitará presión ante la crisis.

La recomendación es guardar, por lo menos, tres meses de ese gasto fijo que calculamos en nuestro presupuesto. Con ese respaldo económico, ganamos tiempo para reaccionar. En Finhabits tenemos una cuenta que te ayuda a prepararte para emergencias familiares, te sugiero descargar nuestra app para aprender más.

3. Pon a trabajar tu dinero

Trabajamos lo suficiente para ganar nuestro dinero y con eso sobrevivir. Pero no hay que olvidar que también el dinero puede trabajar por su cuenta y generarnos mayores ganancias.

Si ya tienes un dinero ahorrado para emergencias, estamos listos para pasar al siguiente nivel: ahorrar para la jubilación, para el enganche de una casa nueva, para abrir un negocio propio. El siguiente nivel es alcanzar nuestros sueños: eso que hemos imaginado siempre nos traerá felicidad y estabilidad.

Y para que eso suceda, necesitamos invertir a largo plazo. Aunque las inversiones suben y bajan a la par de los mercados financieros, la estrategia que te ayuda a generar rendimientos en la bolsa es invertir a largo plazo. Invertir para conseguir esos sueños que te has planteado por años y años.